Viaje al corazón del Triángulo Dorado

La zona donde convergen los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, conocida como el Triángulo Dorado del Narcotráfico, es la cuna de varios cabecillas que fundaron y dirigen poderosas organizaciones criminales, como el Cártel de Sinaloa. Pese al auge de los enervantes sintéticos, hasta la fecha se producen ahí, en el municipio de Badiraguato, toneladas de mariguana y amapola. En vísperas de la siembra, Proceso recorrió los caseríos y los pueblos donde crecieron Don Neto Fonseca, Rafael Caro Quintero, El Chapo Guzmán, El Azul y los hermanos Beltrán Leyva.

SANTA GERTRUDIS, Sin. (Proceso).- En la falda del cerro Cueva Gacha, el más alto de la región después del Mohinora, se reúnen tres caseríos. Santa Gertrudis pertenece a Sinaloa; El Cebollín, a Chihuahua; y Cueva Gacha, como el propio cerro, a Durango. Forman el corazón del Triángulo Dorado del Narcotráfico, zona pionera del cultivo de mariguana y amapola y cuna de capos de fama internacional.

La visita al Triángulo Dorado –en el norte de la Sierra Madre Occidental– se realiza cuatro meses después de la detención de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo. Hay calma. No importa que esté en la cárcel, el amo de estas tierras sigue siendo él. Sólo a su gente se le rinde cuenta. En todo el territorio los habitantes se ven tranquilos, comentan que se preparan para la siembra de mariguana y amapola. Tímidamente muestran menudos sacos de semilla. La primera puede confundirse con una lenteja chica, mientras que la segunda es muy parecida a la chía.

Es 24 de junio, día de San Juan Bautista. El inicio del recorrido coincide con la tradicional ceremonia religiosa oficiada por el obispo de Culiacán, en la cabecera municipal de Badiraguato. Por sus calles pasa una procesión en la que cuatro hombres, encabezados por el alcalde y el párroco del pueblo, cargan en hombros un busto del santo. Lo llevan a bañar al río para que llueva y sea un año productivo.

Sin embargo, en este municipio –el segundo más grande del estado– sólo el 3.05% de las tierras son agrícolas. Del resto, 50.18% es selva, 43.79% bosque y sólo 1.52% pastizal. En total hacen 5 mil 864 kilómetros cuadrados, el 8.70% de la superficie de Sinaloa.

El viaje desde la cabecera municipal de Badiraguato hasta Cueva Gacha dura seis horas. El camino es intrincado. En un vehículo de doble tracción se recorre una carretera de doble carril que a veces se vuelve de uno, por las piedras que se desgajan de los cerros. Se dejan atrás sucesivos asentamientos de construcciones de adobe sembradas en la época de la evangelización: San Antonio de La Palma, El Barril, Cieneguilla, La Lapara, Los Veneros y Los Naranjos.

Se llega así a Santiago de Los Caballeros, tierra de Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto. Desde lejos, sobre una loma, se divisa la lápida de mármol blanco que mandó construir para cuando llegue su hora.

Pero son hombres de El Chapo Guzmán quienes patrullan caminos y poblados en camionetas o en motocicletas ligeras. Cruzan en su pecho el arma larga o se enfajan una corta en la cintura. Están convencidos, dicen, de que su jefe se dejó atrapar pero sigue mandando en la zona.

(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1967, ya en circulación)

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso