En Simojovel, Chiapas la delincuencia manda, controla y amenaza

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Cantinas, venta de droga a plena luz del día en las calles y parques, tráfico de armas, trata de personas con fines de explotación sexual… esta es la realidad que desde hace algunos años vive el municipio de Simojovel, y que día a día se agudiza y amaga a la población del lugar.

En octubre de 2013 el Pueblo Creyente de la Parroquia de San Antonio de Padua de Simojovel, de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, realizó una peregrinación para alertar sobre el incremento de la violencia en ese municipio.

“Desde años atrás, el pueblo de Simojovel ha venido viviendo violencia e inseguridad de distintas maneras: asesinatos, robos, asaltos, corrupción de las autoridades, injusticias, impunidad, alcoholismo, venta de cocaína, mariguana y otras drogas”, denunciaron cientos de personas.

Nueve meses después la situación se ha agravado. Día a día los habitantes de la zona viven robos, asaltos en sus casas o en la calle; presencian el tráfico de droga, la prostitución forzada.

Ante la situación, este sábado los pobladores nuevamente salieron a las calles para denunciar que esta situación que se vive en Simojovel, “es fruto de las corrupciones en las autoridades”.

“Los delincuentes tienen las puertas, actúan a plena luz del día, ante la mirada de las autoridades; cuando la policía detienen algunos ladrones entran en la cárcel pero en muy poco tiempo salen libres; cuando la ciudadanía va a interponer sus quejas ante el Ministerio Público no son atendidos, y si los atienden les ponen tantos pretextos para que no procedan sus demandas”, sostienen.

Los amenazan por denunciar

Y por denunciar y exigir al gobierno de Chiapas el poder vivir en un ambiente de seguridad, los manifestantes denunciaron que han sido amenazados, amagados por seguir denunciando. Particularmente el sacerdote Marcelo Pérez e integrantes del Consejo Parroquial en Simojovel

“Hemos recibido amenazadas, agresiones, hostigamientos. Escuchamos decir de algunas personas: son puras pendejadas lo que hace el sacerdote, lo que busca el padre es su muerte, lo vamos a callar al padre con un balazo”, denunciaron.

Este sábado el Pueblo Creyente de Simojovel se manifestó nuevamente para para exigir a las autoridades detengan esta situación.

Además, para demandar se proteja y garantice la vida, la integridad y seguridad personal del padre Marcelo y de quienes integran el Consejo Parroquial; se investiguen y cesen los actos de amenazas de muerte, hostigamiento, agresiones, difamación y criminalización.

Y para que se atienda de manera inmediata, eficaz, pronta, seria, exhaustiva e imparcial, y se sancione a los responsables a fin de evitar eventos que resulten de imposible reparación.

Comentarios

Load More