Reanuda Israel bombardeos sobre la Franja de Gaza

MÉXICO, D.F. (apro).- La propuesta egipcia de “parar todas las hostilidades aéreas, marítimas o terrestres” entre el gobierno israelí y las facciones combatientes de Gaza a partir de las ocho de la mañana de este martes 15 quedó en letra muerta.

Durante seis horas, el Ejército israelí dejó de bombardear la Franja, mientras que los combatientes lanzaron 47 cohetes hacia diferentes ciudades, incluso Tel Aviv. Las fuerzas aéreas de Israel retomaron sus acciones ofensivas por la tarde en la ciudad de Jan Younis, donde mataron a un palestino de 77 años.

Más tarde el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu aseveró que “cuando no hay cese el fuego, nuestra respuesta es el fuego”, para enseguida advertir que “Hamas pagará por su decisión de continuar su campaña, no nos dejó otra opción”.

El Ejército de Israel llamó esta noche a más de 100 mil habitantes de Zeitoun y Shuja’iyya vía telefónica para aconsejarles evacuar sus casas, informó el periódico israelí Haaretz.

Por la mañana, Netanyahu aceptó el cese el fuego, pero advirtió que si Hamas no respetara la tregua, “Israel tendría toda la legitimidad internacional para ampliar sus operaciones militares y restablecer la tranquilidad necesaria”.

Durante la noche del lunes, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, declaró que respaldaba la iniciativa egipcia para luego exhortar a todas las partes a proteger “la sangre de nuestro pueblo y nuestros intereses superiores”.

“Los egipcios coordinaron la iniciativa con Abás e ignoraron a Gaza”, se quejó un integrante del Hamas a Haaretz. Lo anterior ilustra la distancia creciente entre Abás y la población de Gaza desde el inicio de la crisis, lo que pone en peligro el gobierno de unión nacional entre el partido del presidente, Al-Fatah, con el de Hamas.

Por ejemplo, el ministro de Salud de la Autoridad Palestina, Jawad Awad, acudió hoy al puesto fronterizo de Rafah, con el objetivo de visitar un hospital de Gaza. Sin embargo, manifestantes le tiraron huevos y zapatos y le reclamaron la pasividad del gobierno de Abás ante los bombardeos en Gaza.

“Gaza será su cementerio”

Los dos mayores grupos de combatientes de Gaza, las brigadas al-Qassam de Hamas y las brigadas al-Quds del Yihád Islámico, aseveraron hoy que ninguna autoridad, oficial y extra-oficial, les había consultado sobre las condiciones de la iniciativa de mediación de Egipto, y que se habían enterado de la propuesta a través de la prensa.

“Si lo que circula resulta cierto, esta iniciativa equivale para nosotros a arrodillarnos y someternos, por lo que la rechazamos en su totalidad y ni siquiera vale la tinta que se utilizó para redactarla”, aseveraron las brigadas al-Qassam en un comunicado, al añadir que “nuestra lucha contra el enemigo continúa y se incrementará en intensidad y ferocidad”.

El secretario general de Yihad Islámico, Ziad al-Nakhalá, aseveró el lunes que su grupo estaba abierto “a cualquier iniciativa, pero los disparos de cohetes no pararán hasta llegar a un acuerdo verdadero y apropiado”.

Hamas y la Yihád Islámica plantearon cuatro puntos esenciales para que sentarse a la mesa de negociaciones en El Cairo, tal como lo había propuesto el gobierno egipcio: cese de los bombardeos israelíes sobre Gaza, fin del bloqueo de la Franja, apertura del puesto fronterizo con Egipto de Rafah, así como la liberación de unos 50 prisioneros palestinos.

Sin embargo, según la AFP, Mussa Abu Marzuk, un representante del Hamas en El Cairo, escribió en la red social de Facebook: “Seguimos en consultas. El movimiento todavía está por adoptar una posición oficial sobre la iniciativa”.

Las fuerzas combatientes islámicas de Gaza no confían en el régimen egipcio del mariscal Fatah al-Sisi, ya que el gobierno golpista reprimió a la Hermandad Musulmana –aliada de Hamas en Egipto– a través de condenas a muertes masivas.

Peor aún, cerró los túneles fronterizos por los cuales circulaban productos de manera clandestina entre Gaza y Egipto.

Ante la amenaza vigente de una invasión terrestre de Israel –donde 30 mil conscriptos siguen movilizados–, un vocero de Hamas, Muchir al-Masri, advirtió: “Es el sueño de la resistencia que el enemigo decida una invasión terrestre, pues Gaza será su cementerio”.

Emergencia

Luego de ocho días de bombardeos intensivos, con más de mil 300 operativos, las fuerzas aéreas israelíes han masacrado a 197 palestinos –entre ellos más de 30 niños– e hirieron a mil 500 más, según las autoridades palestinas.

De su lado, las fuerzas combatientes de Gaza lanzaron más de mil 150 cohetes. Uno de ellos asesinó hoy a un civil israelí, primera víctima letal en Israel desde el pasado martes, mientras éste se dirigía hacia la frontera a distribuir dulces a los soldados israelíes.

En un texto al que accedió la AFP, las brigadas al-Qassam presumieron haber enviado varios aviones no tripulados al espacio aéreo israelí. El Tsahal informó que abatió uno de estos aparatos ayer. Sin embargo, Hamas afirmó que algunos llegaron a “sobrevolar encima del Ministerio de la Defensa de Tel Aviv” –lo que desmintió el gobierno israelí–. Según el comunicado, Hamas fabricó los aparatos en la Franja de Gaza.

De acuerdo con la Agencia de las Naciones Unidas para la Asistencia y los Trabajos (UNRWA, por sus siglas en inglés), en los territorios palestinos más de 17 mil habitantes de Gaza tuvieron que huir de sus casas. La agencia cambió el rango de sus operaciones a un estatus de “emergencia”.

“Tenemos que ser cuidadosos con respecto de la enumeración infinita de las muertes”, declaró ayer el comisionado de la UNRWA en Gaza. “Los muertos y heridos no son anónimos. Detrás de ellos se encuentran destinos individuales hechos pedazos”, lamentó al hacer un llamado a las fuerzas militares israelíes de terminar sus ataques aéreos.

La situación en los hospitales de Gaza sigue alarmante, ya que los servicios de salud se enfrentan a penurias de medicinas y gasolina. El agua empieza a hacer falta –ya que los trabajadores se resisten a reparar la infraestructura luego de la muerte de varios de ellos en ataques aéreos, reporta el New York Times.

México, “preocupado”

“México condena el uso de la fuerza y la operación militar en la Franja de Gaza que han causado más de 170 personas fallecidas”, aseveró la Cancillería ayer en un comunicado de prensa. El país “llama a las partes a abstenerse de realizar acciones hostiles que afecten a la población palestino e israelí e incrementen el conflicto en la región”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) añadió en su comunicado que “reconoce la importancia de reanudar a la brevedad las pláticas directas entre ambas partes”.

Asimismo, urgió tanto a palestinos como israelíes a volver al cese el fuego instituido en noviembre de 2012.

Otros países de Latinoamérica, entre ellos Venezuela, Chile, Cuba, Uruguay y Bolivia, condenaron los ataques de Israel contra el enclave de Gaza.

El presidente boliviano Evo Morales aseguró el domingo pasado haber demandado a las Naciones Unidas y a la Corte de Justicia Internacional de La Haya abrir una carpeta de investigaciones por “crímenes contra la humanidad”.

Asimismo, el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogán, acusó hoy a Israel de adoptar una estrategia de “terrorismo de Estado”, y añadió que “Israel se comporta como un niño consentido que impone la muerte sobre los palestinos”.

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, reafirmó el apoyo indefectible de Estados Unidas hacia Israel. “No puedo condenar con mayor fuerza las acciones del Hamas”, declaró hoy en Viena en referencia al rechazo del cese el fuego, que consideró como una “benevolencia de Egipto e Israel”.

 

Comentarios

Load More