Matan a 2 policías de Tlaquepaque y lanzan bomba contra instalaciones policíacas en Guadalajara

GUADALAJARA, Jal., (proceso.com.mx).- Un ataque a policías del municipio de San Pedro Tlaquepaque durante la noche del lunes dejó como saldo dos policías muertos y otro gravemente herido.

Los hechos ocurrieron cuando los uniformados salían de su jornada laboral. Alrededor de las 22:30 horas se trasladaban rumbo a sus respectivos hogares, cuando en el cruce de Delicias y Emiliano Carranza, en la colonia Álamo Industrial, fueron emboscados.

Los agresores portaban armas de grueso calibre y se desplazaban en una Chevrolet Avalanche y una camioneta Toyota Rav. En el lugar de la agresión murió casi en forma instantánea Maximino Salazar Arvizu, mientras que sus compañeros Oscar Gerardo Hernández Velázquez y Carlos Delgadillo Reynoso quedaron heridos de gravedad.

Minutos después y justo cuando recibía la atención de emergencia en el Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO), también falleció Gerardo Hernández Velázquez, a raíz de los impactos de bala que recibió en el cuerpo.

En la zona del ataque los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses aseguraron al menos 60 casquillos percutidos y utilizados en rifles de asalto tipo AK-47 y de otro tipo de armas. Al momento del atentado los policías alcanzaron a reaccionar y trataron de repeler el ataque, lo que obligó a los sicarios a huir, después de que los agentes de seguridad quedaron tendidos sobre el suelo y uno de ellos ya había fallecido.

Autoridades estatales y diversos cuerpos de seguridad de varios municipios montaron un operativo de persecución de los agresores en una acción que se prolongó hasta la madrugada del martes.

Durante la mañana del martes y en otro ataque, la Base 6 de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Guadalajara, localizada en el cruce de las calles Pablo Valdez y Gaza, fue atacada con una bomba Molotov, la que no alcanzó a detonar, mientras otro artefacto similar fue asegurada al interior de una bolsa negra de plástico.

En ese caso el agresor pudo fue detenido por agentes de seguridad y el sujeto fue identificado como Salvador Santos, un hombre de 57 años de edad y enfermo de sus facultades mentales. Según las autoridades municipales, el sujeto dijo a los gendarmes que lo capturaron que pretendía jugar una broma.

Comentarios

Load More