Aprueba Senado dos de los cuatro dictámenes de la reforma energética

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Tras 43 horas continuas de discusión y largos discursos en contra y a favor, el Senado mexicano ha aprobado, en lo general y en lo particular, dos de los cuatro dictámenes del paquete de reforma energética. El primero, de la Ley de Hidrocarburos, fue aprobado por 90 votos a favor del PRI, PAN y PVEM y 28 en contra, en lo general. En lo particular, fue aprobada por 91 votos a favor y 26 en contra.

El segundo dictamen aprobado es el de la Ley de la Industria Eléctrica, aprobado por 92 votos a favor, en lo general, y 27 en contra. En lo particular, se aprobó la madrugada de este domingo por 88 votos a favor y 26 en contra.

El debate más extenso se generó en torno al primer dictamen, de la Ley de Hidrocarburos, que determina los nuevos contratos para las compañías privadas en la industria petrolera, gasera y otros derivados. De última hora, este dictamen tuvo un cambio introducido por PRI, PAN y PVEM para beneficiar a las empresas mineras.

A éstas empresas se les concedió usar su concesión para explotar el gas integrado al carbón mineral. Estas compañías serán indemnizadas en caso de que se otorguen contratos a otra empresa para la explotación de hidrocarburos.

“Van a hacer más ricos a Carlos Slim, a Jorge Larrea, a la familia Bailleres y a las empresas mineras canadienses”, les reprochó el perredista Alejandro Encinas, durante el debate.

La Ley de Hidrocarburos fue aprobada junto con adiciones y cambios a la Ley de Inversión Extranjera, la Ley de Minas y la Ley de Asociaciones Público Privadas.

Los otros dos temas más polémicos de este dictamen fue el tema de la expropiación de tierras y derechos para beneficiar a las compañías extranjeras. Los senadores del PAN, PRI y Partido Verde insistieron que no habrá “despojo” para los propietarios originales.

A propuesta de los negociadores del PAN, se cambió el término de expropiación por el de “ocupación temporal”, pero los legisladores de la izquierda insistieron en que se deja en la indefensión a los campesinos y comunidades indígenas porque negociarán en condiciones de vulnerabilidad.

El otro tema que generó el primer debate en el paquete energético fue sobre el uso del fracking para extraer gas shale. Considerada como una técnica que tiene consecuencias negativas para el medio ambiente, el perredista Benjamín Robles propuso que se prohibiera explícitamente esta tecnología de extracción de gas. Fue apoyado por decenas de legisladores del PRD y PT.

El senador del PVEM, Pablo Escudero, defendió el fracking, insistiendo que no tendrá consecuencias negativas, al tiempo que senadores del PRI y del PAN afirmaron que no habrá riesgos y que le corresponderá a la nueva Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente la responsable de regular este tema.

Alza de tarifas eléctricas, gas, gasolina y apertura del sector

El segundo dictamen discutido y aprobado es el correspondiente a la Ley de Industria Eléctrica y a la Ley de Energía Geotérmica. Los puntos más álgidos del debate fue sobre la previsible alza de las tarifas de energía eléctrica para el consumo doméstico, así como la privatización del agua para beneficiar a las empresas privadas.

Una noche antes de iniciar el debate en lo particular del dictamen, el viernes 18, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, afirmó que su partido y el gobierno de Enrique Peña Nieto están listos para “asumir los costos políticos” del alza del precio de las gasolinas, y afirmó que no tenía “varita mágica” para saber cuándo disminuirían el precio de la luz y el gas.

El asunto despertó las alertas al interior de las bancadas del PAN y del PRI. De última hora, retiraron del dictamen la disposición oficial para eliminar el subsidio generalizado en el cobro de tarifas eléctricas.

“Estamos retirando por completo todo lo que tiene que ver con subsidio porque es una facultad constitucional del Ejecutivo federal”, afirmó el panista Jorge Luis Lavalle.

Sin embargo, decenas de legisladores del PT y PRD afirmaron que habrá un impacto negativo para el consumo de la población. Manuel Bartlett, del PT, consideró una “vacilada” esta modificación y Luis Sánchez, del PRD, argumentó que al desaparecer los subsidios, las familias tendrán que pagar a costos del mercado. Layda Sansores argumentó que, según la agencia americana de energía eléctrica, los precios de la luz no bajarán hasta 2040.

En el mismo debate se discutió sobre los alcances de la privatización y el desmantelamiento de la Comisión Federal de Electricidad.

Al abordar la Ley de Energía Geotérmica, la senadora Dolores Padierna, del PRD, argumentó que las modificaciones se vinculan a los cambios de la Ley de Aguas que permitirá utilizar nuevos mantos acuíferos para la energía geotérmica y descargar el agua contaminada en “cuerpos receptores”.

En el debate, ya en la madrugada de este domingo, Padierna afirmó que los cambios en este tema se hicieron para beneficiar al Grupo Salinas Pliego que tiene intereses en la explotación de los mantos acuíferos.

En el debate, senadores del PRD y PT se enfrascaron con los senadores del PRI, PAN y PVEM sobre el tema de la “ocupación temporal” de las tierras que también se prevé en este dictamen.

Finalmente, este segundo paquete de leyes se aprobaron, en lo particular, por 88 votos a favor y 26 en contra.

En las próximas horas reiniciará la discusión sobre los dos dictámenes faltantes: el tercero, con cambios a las leyes de Pemex y la CFE; y el cuarto, sobre la Ley de Órganos Reguladores y la Agencia Nacional de Seguridad Industrial.

Comentarios

Load More