Madre de niño poblano se entera del deceso por los medios; espera 24 horas para reconocerlo

PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).- Además de sufrir la trágica muerte de su hijo José Luis, Elia Tamayo fue víctima de injusticias y maltratos por parte del gobierno de Rafael Moreno Valle, ya que se enteró por los medios de comunicación de su deceso y esperó más de 24 horas para poder reconocer el cuerpo del niño, denunció la diputada federal Roxana Luna Porquillo.

Aunque José Luis Tehuatlie Tamayo fue declarado muerto el sábado 19 de julio a las 18:30 horas, ninguna autoridad del hospital o del gobierno se tomó la molestia de buscar a Tamayo para darle la lamentable noticia. Fue a través de los medios de comunicación, que reprodujeron un boletín que emitió el gobierno estatal, como lo supo.

Además, a Elia no se le permitió hacer el reconocimiento del cuerpo de su hijo cuando acababa de fallecer. Desde la tarde del sábado inició un peregrinar por el hospital, la Procuraduría de Justicia del Estado y el Servicio Médico Forense, para reclamar que le informaran en dónde estaba el cuerpo.

Sin que la mujer firmara ningún papel ni fuera notificada, el cadáver del niño José Luis fue sacado del hospital y llevado al Servicio Médico Forense para que le practicaran la necropsia.

Por la mañana, la diputada Luna pidió que un especialista independiente interviniera en la realización de la autopsia, pues temen que los resultados del estudio sean manipulados para evitar que se responsabilizara a los policías.

Acompañada por la diputada, Tamayo acudió la tarde de este domingo a la Procuraduría de Justicia del estado para pedir que le entregaran el cuerpo de su hijo, pero se encontró con que, en medio de su dolor, la representación social le pedía ratificara su declaración sobre los hechos del 9 de julio.

“Yo sólo quiero que me digan a dónde está mi hijo, desde ayer aquí andamos, yo sólo pido justicia con el gobernador, él es todo el culpable”, dijo la mujer, quien reflejaba en su rostro el agotamiento físico y psicológico de los últimos días.

Perteneciente a una familia de jornaleros agrícolas, Tamayo dijo que desde la noche del sábado había deambulado en busca de información sin que ninguna autoridad le precisara lo ocurrido y sin que le permitieran acercarse al cuerpo de su hijo para llorarle.

En un comunicado que emitió a las 17:50 horas, la Procuraduría informó que desde las 15:00 horas el cuerpo del niño estaba listo para ser entregado a los familiares, pero Tamayo tuvo que esperar hasta casi las 18:00 horas para poder reconocerlo.

“Absurdo, más de 24 horas para entregar el cuerpo, primero realizan necropsia y después el reconocimiento de cadáver, inhumana justicia”, escribió Luna en su cuenta Twitter.

No fue cohetón, confirma neurólogo

Por la mañana, el neurólogo Luis Felipe Loria Rosado, quien fue enviado por el Senado de la República a revisar a José Luis Alberto Tehuatlie, precisó que la herida que tenía el niño en la cabeza no fue hecha por un cohetón, como lo ha asegurado el gobierno de Puebla.

El médico explicó que la herida que presentaba en la cabeza el menor fue hecha por un objeto contundente de aproximadamente tres centímetros de diámetro.

“No, un cohetón no, no tiene huellas de quemada en el rededor de la cicatriz”, mencionó Loria Rosado, al descartar que la herida fuera provocada por un cohete.

Además, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que atrajo las investigaciones sobre la muerte de José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo y demás personas lesionadas durante el operativo de desalojo que realizaron policías estatales el 9 de julio contra pobladores de la Junta Auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan.

En un comunicado, informa que por instrucciones del presidente de ese organismo, Raúl Plascencia Villanueva, la CNDH ejerció sus atribuciones constitucionales para atraer las investigaciones iniciadas por su homóloga de Puebla en torno a este caso.

Expone que la CNDH envió visitadores adjuntos para verificar el estado de salud de las personas que se encontraban en el lugar, especialmente la de un menor que resultó lesionado, que fue diagnosticado con muerte cerebral y perdió la vida el sábado 19 de julio.

“Los visitadores adjuntos, permanentemente en la entidad, se encuentran levantando testimonios, revisando expedientes médicos, estuvieron presentes en la necropsia del menor, han solicitado los informes a las autoridades señaladas presuntamente como responsables y se encuentran realizando las actuaciones necesarias para integrar el expediente de mérito”, detalla el comunicado.

Asimismo, menciona que están apoyando a los familiares de las personas agraviadas para proporcionarles la atención victimológica que requieran y que una vez integrado el expediente de queja y agotadas las investigaciones, la CNDH emitirá la determinación que conforme a derecho corresponda.

Comentarios

Load More