“Terrible equivocación”, detención de ejidatarios en Holbox: Profepa

CANCÚN, Q. Roo (apro).- La delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Ludivina Menchaca, admitió que se cometió “una terrible equivocación” con la captura de 15 ejidatarios de Holbox, a quienes se acusó de destruir especies protegidas.

De acuerdo con el excomisariado ejidal Nivardo Mena Villanueva, la funcionaria aclaró que el operativo policiaco se realizó a raíz de una denuncia por la construcción de un hotel en una zona de manglares donde “estaban devastando la zona y que había 300 gentes. A mí me lo dijo (Ludivina) Menchaca”, sostuvo el líder ejidal.

Indicó, asimismo, que Dionisio Pech, el subdelegado de la Profepa retenido por habitantes de Holbox cuando sus compañeros eran arrestados, quedó libre anoche mismo “como muestra de buena voluntad”.

Esta mañana los ejidatarios sostuvieron una reunión en Holbox con los titulares la Secretaría Estatal de Medio Ambiente (SEMA) y de la Procuraduría estatal de Protección al Ambiente, Rafael Muñoz y Javier Cárdenas Rivero, respectivamente, y al mediodía arribó el gobernador Roberto Borge para entrevistarse con familiares de los detenidos.

El gobierno estatal ofreció mediar para que sean liberados los pobladores, pero por ahora permanecerán al menos 48 horas en los “separos” de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en esta ciudad.

En un comunicado difundido ayer, la Profepa confirmo la detención “en flagrancia de 15 sujetos”, no 16 como se informó en un inicio, “por desmontar una zona de manglar en un predio de la zona suroeste de la Isla Chica de Holbox”.

Indicó que el operativo fue “en atención a denuncias ciudadanas” y que contó con el apoyo de elementos de la Quinta Regional Naval.

Detalló que la superficie dañada está por determinarse y se conocerá al término del acta de inspección que realice y que “la vegetación afectada incluye las cuatro especies de mangle que están enlistadas en la NOM-059, en la categoría ‘amenazada’: mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle negro (Avicennia germinans), mangle botoncillo (Conocarpus erectus) y mangle blanco (Laguncularia racemosa)”.

Sobre las denuncias señaladas, Mena Villanueva precisó que una de ellas apunta que habría sido presentada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), y en la otra estaría involucrado el ejidatario Benjamín Correa Moguel, que según el excomisariado “está del lado” del grupo de empresarios encabezados por el dueño de Bepensa –la embotelladora de Coca Cola en la Península de Yucatán–, Fernando Ponce García, su yerno Ermilo Castilla Roche y el consocio inmobiliario Grupo Ara, que integran la empresa Península Maya Developments.

Y reprobó que el grupo de elementos de la Marina-Armada que actuó en apoyo a la Profepa se excediera en el uso de la fuerza para detener a los pobladores, que en realidad hacían brechas en una zona destinada para la ampliación de la zona urbana.

“Hubo disparos al aire y al suelo. Hasta golearon mujeres. El helicóptero estaba a 10 metros sobre la gente”, dijo.
Por separado, Carlos Martínez Correa, de la agrupación “YO Defiendo Holbox (YDH), manifestó que el operativo de ayer es resultado de la indefinición del ejido en Holbox y la indeterminación del plan de manejo de la zona protegida de Yum Balam.

Comentarios

Load More