Chilapa al garete: Rojos piden a Ardillos intercambio de detenidos

CHILPANCINGO. Gro. (apro). La banda de Los Rojos pidió a Los Ardillos, un intercambio de personas retenidas por ambos grupos delictivos, como parte de la brutal confrontación que mantienen por la disputa de la plaza de Chilapa de Álvarez, y que ha colapsado a este municipio que conecta la región Centro con la Montaña de Guerrero ante un vacío de autoridad.

También Los Rojos calificaron como una “guerrilla pendeja”, el movimiento de autodefensa surgido en el poblado de Ayahualulco, el cual presuntamente es apoyado por Los Ardillos.

El miércoles 29 de julio, transportistas de Ayahualulco denunciaron la desaparición de cuatro de sus compañeros y junto con familiares de las víctimas decidieron bloquear durante cuatro horas la carretera federal Chilpancingo-Tlapa a la altura de la entrada de la ciudad de Chilapa.

Ante la nula respuesta de las autoridades, los pobladores de esta comunidad, considerada entre las más grandes del municipio de Chilapa, decidieron conformar un grupo de autodefensa para confrontar directamente al grupo de Los Rojos.

El surgimiento de la autodefensa en Ayahualuco, se dio a conocer ayer en este portal: Por la noche comenzó a circular en redes sociales un video titulado “respuesta a Los Ardillos”, donde se dice que los civiles armados de Ayahualulco están siendo apoyados por la delincuencia.

En el video difundido en You Tube, un grupo de sicarios armados exhibe a tres jóvenes que se asumen como transportistas originarios del poblado de Ayahualulco y que fueron privados de su libertad el martes 28 de julio en la cabecera municipal de Chilapa.

El motivo, argumentan las víctimas que permanecen sentados sobre piedras en medio de un cerro de vegetación abundante, se debe a que los habitantes de Ayahualulco y San Ángel, ambos poblados pertenecientes al municipio de Chilapa, decidieron apoyar al grupo de Los Ardillos, originarios de Quechultenango y dirigidos por el hermano del presidente del Congreso de Guerrero, el diputado local perredista Bernardo Ortega, quien pretende desplazar a los Rojos de la plaza de Chilapa.

En el video, que tiene una duración de tres minutos con 8 segundos, se observa a una veintena de jóvenes embozados, uniformados con boinas y playeras negras, así como pantalones de mezclilla portando fusiles AK-47 y AR-15 con aditamento para lanzagranadas calibre .40 milímetros.

El grupo de sicarios mantiene sometidos a los tres jóvenes transportistas, quienes vestidos con playera azul marino y pantalón gris, hablan ante la cámara.

El primero en ser obligado a hablar es de complexión robusta, de nombre Alejandro Moreno Agripino, conductor de la unidad de transporte público 01 de la ruta Ayahualulco–Chilapa.

“Mi función era pasar información al grupo delictivo denominado Los Ardillos, dirigido por el hermano del diputado del PRD, Bernardo Ortega”, señala el retenido, quien acusa a su padre Benedicto Moreno Valle, de instalar en Ayahualulco a un grupo de sicarios provenientes de San Ángel y Tlanicuilulco.

Este grupo al servicio de Los Ardillos, afirma el transportista, permanecen escondidos en la casa de un hombre identificado como Gilberto Navarrete Flores El Pollo.

Al respecto, Alejandro Moreno afirma que por culpa de su padre y su tío fue “levantado” junto a sus compañeros el pasado martes en Chilapa y les hace el llamado a que se entreguen “porque yo no pienso pagar por sus desmadres que hacen junto a Los Ardillos”, indica.

Enseguida, advierte: “Si no se entregan nosotros mismos junto con Los Rojos iremos a buscarlos para acabar con esta guerrilla pendeja que han provocado Los Ardillos”.

Otro de los retenidos, se identifica como Edilberto Vázquez Marqueño, conductor de la unidad 181 de la misma ruta, quien hace un llamado a Los Ardillos para que liberen al hijo del exregidor priista de Chilapa, Francisco Benítez y los taxistas, quienes fueron levantados la noche del martes 9 de julio cuando irrumpieron en la cabecera de Chilapa y desataron un enfrentamiento con Los Rojos que dejó un saldo de seis muertos y varios desparecidos.

“Queremos que los liberen y los dejen en La Glorieta o en la casa de El Pollo porque sabemos que los tienen en Ayahualulco. Cuando ellos sean liberados que se comuniquen con Los Rojos para que nosotros también seamos liberados y si alguna persona regresa sin vida nosotros seremos decapitados y si quieren guerra, guerra tendrán”, expresa el segundo transportista retenido.

El tercero, se identifica como Roberto Vázquez Vázquez, conductor de la unidad 648, quien se limita a pedir a la población de Ayahualulco y San Ángel que dejen de apoyar a Los Ardillos.

“Ellos son los principales actores de los desmadres que están pasando en Chilapa y por eso estamos detenidos”, refiere la víctima.

A pesar de que la confrontación entre Los Rojos y Los Ardillos ha venido incrementando de forma alarmante en Chilapa, la indolencia gubernamental ha dejado a su suerte a la sociedad que se encuentra en medio de la guerra frontal y mediática desatada por ambos grupos criminales que operan impunemente en la zona.

Load More