En el DF no hay grandes cárteles de la droga, sólo consumo y narcomenudeo: PGR

MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, descartó cualquier posibilidad de que el Ejército patrulle las calles de la Ciudad de México.

“Las fuerzas federales seguirán haciendo lo que se está haciendo”, dijo en referencia a las secretarías de la Defensa y de la Marina, así como de la Policía Federal (PF).

El funcionario federal agregó que las fuerzas federales continuarán “en las mismas circunstancias en las que se viene haciendo hasta el momento en los límites en algunas ciudades de otros municipios y otros estados del centro del país. No habrá modificación respecto de la presencia de fuerzas federales en la zona centro del país”.

Osorio Chong aseguró lo anterior en conferencia, al término de la Reunión Regional de Seguridad Zona Centro, realizada en el Centro de Control, Comunicaciones, Cómputo, Inteligencia, Integración, Información e Investigación, conocido como el C4, en esta capital.

Durante más de tres horas, el funcionario federal se reunió en privado con los secretarios de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda; de Marina, almirante Vidal Francisco Soberón Sanz; el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam; el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, y el director General del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz Gispert.

En el encuentro también participaron el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz; de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, y de Puebla, Rafael Moreno Valle.

Los mandatarios del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, y de Tlaxcala, Mariano González Zarur, no asistieron debido a que estaban en giras con el presidente Enrique Peña Nieto, y la secretaria de Salud, Mercedes Juan, según se informó.

Baja el crimen        

Al término de la reunión a puerta cerrada, los funcionarios federales y estatales llegaron al llamado “salón de crisis” del C-4, uno de los lugares con mayor vigilancia para el acceso en la Ciudad de México, construido en la administración pasada.

El primero en salir fue Osorio Chong, el hombre encargado de la política interna del país. A su derecha, sonriente y ecuánime, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y a su izquierda, un tanto contento, el anfitrión, Miguel Ángel Mancera.

Ahí, Miguel Ángel Osorio Chong presumió que de enero a julio de 2014 han disminuido los delitos en la zona centro del país, en comparación con los del mismo periodo del año pasado.

Luego enlistó las cifras: el homicidio doloso bajó 32%, el homicidio relacionado con delitos federales 34%, el secuestro 18%, la extorsión 27%, el robo en general 9%, de vehículo 11%, a casa-habitación 21% y a transeúnte 21%.

Y trató de equilibrar su optimismo: “Los resultados son muy significativos, pero nada que nos tenga satisfechos… Lo que le podemos decir a la población es que seguiremos trabajando cada uno en los estados que les corresponde y en el Distrito Federal”.

Además, dijo que autoridades y gobernadores acordaron seguir trabajando “en estrecha colaboración” para ofrecer buenos resultados en la disminución del delito. Dijo que el presidente Peña Nieto los instruyó para realizar reuniones de trabajo con el propósito de atender las necesidades de cada región.

Mancera Espinosa consideró que los índices a la baja en la incidencia delictiva en la zona centro del país son “alentadores”, pero reconoció que “todavía no estamos satisfechos porque hay mucho por hacer”.

También detalló que en la reunión se reiteró el compromiso de mejorar los sistemas de tecnología y perfeccionar las acciones y esquemas operativos, así como de tener mejor coordinación con las instancias federales.

El mandatario capitalino explicó que se trabaja en coordinación para tener mejores estrategias en el control de confianza, la implementación del Sistema Acusatorio, el combate a los delitos de alto impacto y los esquemas de evaluación.

No hay cárteles en el DF…

En la conferencia, la prensa preguntó al titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, si hay evidencia de que grupos de la delincuencia organizada operan en el DF.

El cuestionamiento transformó el gesto de Miguel Ángel Mancera, pues la sonrisa de anfitrión se volvió gesto serio, de quijada apretada y de mirada sin punto fijo.

Sin embargo, la respuesta del procurador devolvió el aliento al mandatario anfitrión: “Si se refiere a los grandes grupos delictivos de tráfico de drogas, en el Distrito Federal no tenemos detectado el asiento de ninguno. No es una ciudad en la que haya un tráfico detectado o producción detectada”.

Pero Mancera no se fue limpio.

Murillo Karam aclaró que en la Ciudad de México “tenemos un problema de consumo, la capital es una de las ciudades más grandes del país y tenemos un problema de narcomenudeo que se está enfrentando, yo diría que con bastante fuerza”.

El titular de la PGR destacó los “actos específicos, en lugares específicos”, donde autoridades locales y federales “han actuado de manera contundente”.

Y remató: “No es una ciudad de tráfico hasta donde tenemos inteligencia y no es una ciudad de producción”.

Ni Murillo Karam ni Osorio Chong mencionaron las ejecuciones y detenciones de líderes de cárteles, funcionarios y extranjeros que se han registrado en la Ciudad de México recientemente.

Hace justo una semana, el martes 5, un colombiano fue ejecutado –con cuatro disparos a quemarropa— en un local de Plaza Interlomas, en Huixquilucan, Estado de México.

Ese mismo día, la PGR informó que el viernes 1 fue detenido en un hotel ubicado al sur del DF, José Iván Chao Llanes, identificado como uno de los líderes de un grupo criminal que lideraba la plaza de Tamaulipas –perteneciente al Cártel del Golfo– y quien además se dedicaba a robar hidrocarburos de los ductos de Pemex en Tampico, además de realizar cobro de piso, extorsión, tráfico de narcóticos y de indocumentados.

El 31 de julio, dos hombres fueron encontrados ejecutados, maniatados y envueltos dentro de bolsas de plástico en la delegación Tláhuac. Según informes, las víctimas eran comerciantes originarios del municipio mexiquense de Chalco.

El 24 de julio fue ejecutado José Ramón Fontanet, subdirector  de Levantamiento de Catastro de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del DF, mientras circulaba en su automóvil en calles de la colonia Del Valle, delegación Benito Juárez. Una de las líneas de investigación que se abrió está relacionada con su función en la dependencia encargada de la recaudación financiera de la capital.

El 16 de abril, el gobierno federal informó de la detención de Arnoldo Villa Sánchez, considerado como el número dos de la organización criminal liderada por Héctor Beltrán Leyva, El H, y por quienes el gobierno de Estados Unidos ofrece recompensa.

 

Comentarios