Se aferra Videgaray a pronóstico de crecimiento de 2.7% para 2014

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Foto: Germán Canseco El secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, mantuvo en 2.7% su pronóstico de crecimiento para 2014, luego de asegurar que varios indicadores macroeconómicos están en fase de recuperación.

En entrevista radiofónica, el funcionario federal confió en que durante la segunda mitad del año la economía mexicana repuntará, pese a que analistas no ven signos claros de que eso suceda.

De hecho en las últimas semanas el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó su previsión a 2.4%, ante la debilidad de la economía estadunidense y un mercado interno deprimido.

Pero no sólo el FMI vio el asunto complicado, también lo hicieron los especialistas en economía del sector privado que fueron encuestados por el Banco de México (Banxico) y quienes por séptimo mes consecutivo redujeron el pronóstico de crecimiento económico del país de 2.65% en junio a 2.56% el mes siguiente.

Así pues, sólo el secretario de Hacienda confía en que le irá mejor a la economía mexicana, ya que, dijo, “hay indicios de recuperación en la construcción, el empleo formal y el consumo privado”.

Videgaray también echó las campanas al vuelo con la promulgación de las llamadas “reformas estructurales”, a las que calificó como “históricas”.

“Ahora la buena noticia es que con la implementación de las reformas estructurales, incluyendo la energética (…) podemos acelerar nuestro crecimiento de manera sostenida”.

El titular de la SHCP mencionó los beneficios de las leyes secundarias en materia energética, entre ellos la reducción de las tarifas eléctricas, y estimó que la inversión en el sector de hidrocarburos podrá duplicarse hacia el final de la administración de Enrique Peña Nieto.

“De esta forma se generará una gran cantidad de empleos, calculados entre 200 mil y 250 mil plazas adicionales al año, en particular en las áreas de explotación petrolera”, apuntó.

Pero lo cierto es que los supuestos beneficios vendrán a mediano plazo y no son del todo seguros, de acuerdo con especialistas.

Salario mínimo alineado a las reformas

Luis Videgaray también opinó sobre la propuesta del Gobierno del Distrito Federal sobre el incremento del salario mínimo, y aclaró que el tema se debe discutir seriamente y sin banderas políticas.

“Es insuficiente para cubrir las necesidades de la población, pero lo tenemos que debatir con toda seriedad y no hacer de este debate exclusivamente una pancarta política”, precisó.

Pero los principales sindicatos del país, el sector patronal e incluso la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ya cerraron filas al considerar que el incremento al salario debe ser proporcional a la productividad, que tiene ya varias décadas de rezago en el país.

En rueda de prensa, los representantes de los sectores productivos y el gobierno federal aseguraron que la discusión “debe realizarse dentro de los marcos legales e institucionales establecidos para tal efecto en nuestra Carta Magna y considerar necesariamente el incremento de la productividad y compartir sus beneficios”.

El titular de la STPS, Alfonso Navarrete Prida, estuvo acompañado por los empresarios Claudio X. González, líder del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios; Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); Juan Pablo Castañón, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), y Rodrigo Alpízar, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Del lado de los sindicatos asistieron los líderes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), del Sindicato de Telefonistas, el STUNAM, la Confederación Regional Obrera Mexicana, la Confederación de Trabajadores  y Campesinos, y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores.

Todos ellos reafirmaron su compromiso “para mantener e incrementar las inversiones; impulsar la preservación y crecimiento de las fuentes de empleo; elevar la productividad de las empresas y los empleados, y trabajar con seriedad y profesionalismo para mejorar los niveles de ingreso salarial”.

Aunque también se alinearon para asegurar que las reformas estructurales son la fórmula para incrementar los salarios de los trabajadores mexicanos.

“El gobierno de la República y diversos sectores productivos consideran que las reformas estructurales recién aprobadas son fundamentales para el desarrollo del país y sientan las bases para que aumente la competitividad, promueva mayores inversiones, incremente su productividad y genere más y mejores empleos que eleven la calidad de vida de los trabajadores y sus familias”, destacaron.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More