Amagan quintanarroenses con embargar oficinas de Telmex en el DF

CANCÚN, Q. Roo (apro).- Una denuncia penal contra un ejidatario en la comunidad de Bacalar, a 30 kilómetros de Chetumal, terminó costándole a Teléfonos de México (Telmex), del magnate Carlos Slim, unos 53 millones de pesos que el consorcio no alcanzará a pagar ni con todos sus activos de la capital del estado.

Es por ello que el abogado de los inconformes reclamó llegar a un pronto arreglo, pues en caso contrario “vamos ir al embargo de Telmex en la Ciudad de México”.

El conflicto empezó en 2006, cuando el consorcio decidió embargar a Juan Manuel Herrera, actual diputado local priista e integrantes del ejido Aarón Merino Fernández.

Según Gabino Andrade, apoderado legal del ejido, en 2006 Telmex denunció ante la PGR a Juan Manuel Herrera por el delito de ataques a las vías generales de comunicación.

El consorcio había construido un cerco de alambre de púas alrededor de una antena –levantada cuando la compañía aún era paraestatal– en terrenos del ejido Aarón Merino Fernández, en el tramo Bacalar-Cafetal, de la carretera Chetumal-Cancún.

La antena y el cerco de alambre de púas estaban en el predio que correspondía el ejidatario Juan Manuel Herrera. Sin embargo, éste cortó el alambre de púas y construyó una puerta para acceder a su parcela.

En respuesta, Telmex presentó una demanda penal contra el ejidatario y pidió al Ministerio Público 30 años de cárcel para el presunto infractor.

No obstante, Juan Manuel Herrera logró acreditar que la antena estaba en terrenos del ejido y que, por su parte, tenía la posesión legal del predio.

Además, las autoridades ejidales recurrieron al Tribunal Agrario (TA), a fin de que la antena sea retirada y se indemnice por el uso del terreno por unos 32 años.

Sin embargo, el Tribunal Agrario únicamente concedió que Telmex retirara su antena.

Ante esta sentencia, el ejido recurrió a un amparo, que se concedió en el Tribunal Unitario de Cancún y por el cual se ordena al TA una nueva resolución, para que no sólo sea retirada la antena, sino que Telmex cubra el “el pago de rentas y frutos civiles” por 53 millones de pesos.

El proceso de embargo inició el martes 12 en las oficinas centrales de Telmex de Chetumal y aún continúa el procedimiento.

Además del embargo de equipo de oficina, así como computadoras y televisores de la Tienda Telmex, fue intervenida la caja de las oficinas del corporativo.

Sin embargo, el monto de los bienes embargados dista mucho de los 53 millones de pesos determinados en el fallo, razón por la que el ejido pretende llegar a un pronto acuerdo con los apoderados legales de Telmex.

No obstante, el abogado Gabino Andrade advirtió: “Si no hay arreglo, vamos a ir al embargo de Telmex en la Ciudad de México”.

 

Comentarios

Load More