Balean antro en Chilpancingo propiedad de dirigente perredista

CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- Un comando baleó un antro ubicado al norte de esta capital, propiedad del exfuncionario estatal y dirigente del PRD Luis Castillo García y administrado por su hijo Onésimo Castillo Adame, quien es señalado por autoridades federales como líder de una célula del grupo delictivo Guerreros Unidos que opera en la región Centro de la entidad.

De manera simultánea, en diferentes puntos de la ciudad, sujetos armados incendiaron dos vehículos, indican reportes oficiales consultados por Apro.

La jornada violenta registrada en Chilpancingo comenzó cerca de las 21:00 horas de ayer, cuando un grupo armado irrumpió en una vivienda ubicada en la colonia Bugambilias y se llevó por la fuerza a dos hombres. Después, otro grupo armado atacó la fachada del antro denominado El Tren del Oeste, ubicado en la colonia Elías Naime, atrás de la principal central de abastos de este capital.

En el lugar, las autoridades embalaron más de una treintena de casquillos calibre 7.62, utilizados por los fusiles AK-47.

De acuerdo con testigos, los pistoleros arribaron a la zona a bordo de un taxi, balearon el antro y se retiraron impunemente, a pesar de que el mercado está vigilado por policías estatales.

Los informes oficiales refieren que el bar es propiedad del empresario capitalino Luis Castillo García, quien durante la administración del exgobernador Zeferino Torreblanca Galindo se desempeñó como funcionario en la Secretaria de Finanzas y Administración estatal y actualmente dirige una corriente al interior del PRD en Chilpancingo.

El antro, que se ha caracterizado por ser el escenario de grupos musicales dedicados a interpretar narcocorridos, es administrado por Onésimo Castillo Adame, hijo del empresario y dirigente perredista.

Autoridades federales vinculan a Onésimo Castillo con la delincuencia organizada y lo ubican como líder de una pandilla al servicio del grupo Guerreros Unidos, que disputa la plaza de Chilpancingo frente a los remanentes de Los Rojos.

De manera paralela, fueron incendiados dos vehículos en diferentes puntos de la ciudad: un vehículo del transporte público al Oriente y otro automóvil en el extremo poniente.

Por ello, los reportes oficiales refieren que los hechos violentos de anoche están relacionados con la confrontación que mantienen las bandas criminales por el control de la plaza.

A mediados de febrero, un comando irrumpió en el domicilio del dirigente perredista Luis Castillo, ubicado en pleno centro de la ciudad y se llevó por la fuerza a otro de sus hijos, identificado con el nombre de Luis Castillo Adame.

 Días después, agentes federales liberaron al joven durante un cateo realizado en un inmueble ubicado al Oriente de esta ciudad, donde fueron encontradas al menos una decena de personas privadas de su libertad, indican reportes periodísticos.

Desde ese incidente, en redes sociales y reportes oficiales han sido constantes los señalamientos en contra de los hijos del empresario y dirigente perredista por sus presuntos nexos con la delincuencia.

 

 

Comentarios