Indígenas retienen a dos empleados de la CFE y los canjean por refrescos

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Ingresar sin permiso a una comunidad indígena para revisar los medidores de luz le salió caro a un par de empleados de la CFE: fueron retenidos y “multados” por un centenar de inconformes.

Los tzotziles del municipio de Mitontic “multaron” con 42 cajas de refresco a los trabajadores por cruzar su territorio sin permiso de la autoridad local.

El incidente ocurrió el pasado miércoles 13, cuando Carlos Enrique Martínez y Catarino Abraham Policarpo se disponían a tomar lectura a los medidores en dicha la comunidad de Tzoetik, donde los habitantes no pagan la luz. Los indígenas se inconformaron y retuvieron a los empleados de la CFE con todo su camioneta.

La única explicación que les dieron es que para acceder a la comunidad y recorrerla es necesario contar con el permiso previo de la autoridad local, razón por la que en principio impusieron una multa de 120 mil pesos a los presuntos infractores.

Los retenidos se comunicaron con sus jefes y éstos, con el apoyo de funcionarios de la Secretaría General de Gobierno acudieron a la comunidad para negociar la liberación de los dos trabajadores.

Una vez que se llegó a un acuerdo con los residentes, cerca de la medianoche del miércoles, los dos empleados fueron liberados previa entrega, ya no de dinero, sino de 42 cajas de refresco.

Y como garantía de que se cumpliría el pacto, los indígenas de Tzoetix, localizada a 35 kilómetros de San Cristóbal de las Casas, decidieron mantener en su poder la camioneta de la paraestatal.

Comentarios

Load More