Narco “ablandó” zona de Chihuahua rica en gas shale: Morena

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La zona identificada con gran potencial de gas shale en la entidad y donde se aplicaría el método de fracturación hidráulica o fracking, es un área “ablandada” por el crimen organizado, advierte el dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Víctor Quintana Silveyra.

Ojinaga, por ejemplo, ha sido mencionada como una de las vetas principales del “oro negro”, y es precisamente ahí donde nació el Cártel de Juárez, mientras que en Valle de Juárez se registró el mayor número de homicidios a partir de 2008, y ahora ahí sobrevive un gran número de desplazados en medio de viviendas abandonadas.

“Ahuyentaron cualquier oposición local contra el fracking porque la gente todavía está atemorizada”, sentenció el líder de Morena al final del arranque de la campaña “Chihuahua vs el fracking”.

Los promotores de la campaña arrancaron con una rueda de prensa y este viernes 22 presentarán el documental La guerra del fracking, de Pino Solanas, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh).

Un día después, el sábado 23, realizarán en la ciudad de Chihuahua el primero de varios talleres denominado “El fracking y sus consecuencias”.

La capacitación se desarrollará en las zonas en las que se ha anunciado la exploración y probable extracción del gas shale, como Ojinaga, Coyame, Manuel Benavides, Villa Ahumada, El Sauz y Ascensión, entre otras.

Martín Solís Bustamante, líder de El Barzón y parte del grupo Chihuahua, dio a conocer que en el país los productores y ejidatarios se han comenzado a organizar para la defender la tierra, luego de la reunión en el municipio mexiquense de San Salvador Atenco, donde participaron 75 organizaciones civiles.

Los acuerdos fueron luchar por la defensa del territorio, del agua, impulsar el ordenamiento alimentario y buscar justicia para agresiones y homicidios de defensores del campo y medio ambiente.

Solís Bustamante informó que el martes 16 de septiembre tomarán la Ciudad de México, donde se reunirán todos los grupos de productores y agricultores del país.

Un mes después, el 16 de octubre, realizarán un encuentro para conmemorar los 100 años de la Convención de Aguascalientes, entidad en la que se congregarán los inconformes con las llamadas “reformas estructurales”.

También llevarán a cabo un foro internacional en Monterrey, Nuevo León, para que vengan expertos de países donde se practica el fracking y den a conocer los riesgos de esa práctica extractiva, ya que hasta ahora las autoridades sólo han dado a conocer los presuntos beneficios.

“Ahora los gobernadores se han convertido en expertos del fracking”, ironizó Martín Solís.

David Lauer, integrante de “Chihuahua vs el fracking”, dijo que la propuesta de ellos es que las autoridades exploren la energía alternativa, porque hasta ahora no han invertido “ni un quinto” en ello, pese a que Chihuahua
tiene gran potencial solar y capacidad en académicos y jóvenes para desarrollarla.

“El objetivo del fracking es generar dinero para los bancos, para los contratistas, para las empresas extractivas y contratistas”, alertó, por lo que no hay otra manera de sustituir la fracturación hidráulica pero sí de obtener energía renovable.

Los activistas mencionaron que la experiencia con las mineras no es buena, principalmente por el daño al ambiente y a la salud, y con el fracking ello será peor.

“Las mismas empresas han reconocido que hay fugas cuando se extrae el gas, no pueden controlarlo. En Torreón, Coahuila, se están robando el agua de las presas”, acusó Lauer.

Solís Bustamante cuestionó que si la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no ha podido poner orden en los pozos irregulares, menos va a poder controlar la exploración y explotación del gas shale.

El académico Andrei Ornelas, integrante de Casa Iskra, explicó que lo que buscan es generar y difundir información verídica para tomar decisiones responsables y llamar a las autoridades para que se informen e informen la otra parte que no han dado a conocer, la de los riesgos.

“Es una campaña pacífica, abierta y apartidista”, señaló Joaquín Solorio Urrutia, integrante de “Chihuahua vs el fracking” y barzonista.

Martín Solís advirtió que la parte oficial ha dado a conocer un estudio del científico Mario Molina pero de manera sesgada, pues no han informado sobre las recomendaciones que éste da sobre el tema.

“Dicen que en el Valle de Juárez hay un yacimiento que dará gas para cien años y bonanza económica, pero me suena igual que otros lugares en los que hicieron cálculos para cien años y disminuyeron a tres. Las promesas son para engatusar”, alertó Lauer.

Andrei Ornelas habló del riesgo de la comercialización del agua, como ha sucedido en otros lugares, porque darán prioridad al fracking y no al consumo humano.

“Apostarle al fracking es apostarle al pasado, a una industria que se está muriendo, por eso están desesperados por invertir. Debemos apostarle al futuro, invertir en investigación de energía renovable y su aplicación porque hay sol y capacidad para hacer algo diferente en Chihuahua”, señaló David Louer.

También detallaron que se dedicarán a informar y a organizarse, debido a que ahora ya está encima la especulación de las tierras y ya está aprobado el despojo disfrazado de renta, “ya pasó con los menonitas”, refieren.

Luego criticaron que el gobernador César Duarte Jáquez, del PRI, recientemente declaró que “con la reserva de gas shale más grande del mundo, Chihuahua podrá alcanzar inversiones de hasta 250 mil millones de dólares para su explotación en la zona desértica del estado”. Lo sucedido en otros países, advirtieron, no implica que la inversión beneficie a la población ni a los empresarios locales.

Sin embargo, con la extracción del gas, Juárez podría entrar en una crisis por el agua, ya que actualmente se surte de Samalayuca, otra de las zonas que piensan explotar las trasnacionales.

Martín Solís dio a conocer que hace unos días se reunieron con el equipo informal del empresario Carlos Slim y les dijeron que veían una gran oportunidad de negocio, pero que en Juárez no invertirían porque le pegaría a su acueducto, aunque sí invertirán en Janos, Ascensión, Valle de Juárez y Samalayuca, así como en la región del cañón del Pegüis, área que comprende Ojinaga y Coyame del Sotol.

Repudio al fracking

Los activistas buscan prohibir la práctica del fracking, argumentaron, debido a que contaminará enormes cantidades de agua que son necesarias para el consumo humano de las ciudades, la agricultura, la ganadería, y el medio ambiente.

El grupo también elaboró un folleto basado en información de académicos de la UNAM, de la organización Fundar y en las estadísticas y datos que han dado a conocer las autoridades en el estado, a partir de que se anunció el impulso de la industria extractiva y energética en la entidad.

Desde hace tiempo, acotaron, “se habla de la crisis del petróleo como una realidad inminente. Sin embargo, en el foro: Impacto ambiental y social del fracking, realizado en la ciudad de Chihuahua el pasado 18 de marzo, el doctor Luca Ferrari Pedraglio nos explicó que el petróleo y el gas, siendo recursos no renovables, se encuentran pasando el punto máximo de la curva de producción, por lo que desde 1971 inició su declive”.

Además, alertaron a los chihuahuenses en el sentido de que las empresas estadunidenses propusieron la producción de hidrocarburos no convencionales: gas shale o de lutitas.

“Según la Secretaría de Energía de México, la producción comercial de gas shale se inició en Estados Unidos en la década pasada… la producción de gas shale en Estados Unidos pasó de representar el 2% de la producción de gas seco en el 2000, a más de 35% en la actualidad.

“Se estima que en 2035 la producción de gas shale podría ubicarse entre 9.7 billones de pies cúbicos, una cifra para nosotros inimaginable”, refirieron, ya que Estados Unidos espera replicar ese modelo de producción de gas shale en México.

Y como prueba, destacaron la reforma a los artículos 25, 27, 28 y transitorios de la Constitución, aprobada por el Congreso de la Unión el 21 de diciembre de 2013.

Esas reformas legislativas en materia energética, son las siguientes, explican:

Permitir la participación a particulares extranjeros y nacionales en la exploración y explotación de hidrocarburos.

Además, establecer la producción de hidrocarburos como actividad principal por encima de cualquier otro uso de la tierra y el subsuelo.

Asimismo, establecer las modalidades de la expropiación de tierras a ejidos, comunidades y propiedades privadas para estos fines por medio de dos figuras legales: la “ocupación temporal” y la “servidumbre legal”.

Además, ratificar el uso de la fractura hidráulica para extraer gas shale como sustituto del combustóleo para la generación de energía eléctrica.

“Los cambios legislativos mencionados nos muestran que tanto el Ejecutivo como el Legislativo a nivel federal han optado por los combustibles no convencionales y su explotación a través de la fractura hidráulica o fracking, sin considerar los efectos devastadores que tiene en el medio ambiente, la salud humana y la economía local”, sentenciaron.

Luego advirtieron que las autoridades no han tomado en cuenta el enorme potencial de energía solar como fuente para abastecer el servicio a nivel local y nacional, ya que Chihuahua tiene un alto potencial de esa energía alternativa.

En el folleto informativo, recuerdan que “las grandes empresas trasnacionales van perdiendo su porción del mercado y están desesperados por mantener el dominio de la economía internacional. Por eso el gobierno mexicano abre sus reservas y su mercado a la inversión extranjera y replica el modelo de extracción estadunidense para explotar los yacimientos de gas no convencionales”.

También señalan que las zonas donde se presume que hay gas shale, y por tanto están en la mira de trasnacionales, son Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León y Veracruz.

Comentarios