PRD: la misión imposible de Cárdenas

Con la renovación del Congreso y el Consejo nacionales, así como de sus órganos estatales y municipales el próximo 7 de septiembre, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) institucionalizará el sistema de corrientes, prevé Vladimir Aguilar, presidente de una de ellas: el Foro Nuevo Sol (FNS).

Considera que tras los comicios internos se va a establecer una correlación de fuerzas no muy distinta de la actual, porque habrá nuevos nombres pero el mismo contrapeso entre corrientes de opinión o “tribus”, como se les conoce.

“Habrá nuevos nombres, consejeros de diferentes estados, pero la correlación fundamental del partido no va a cambiar. Las mayorías van a seguir siendo mayorías y las minorías seguirán siendo minorías”, explica.

En esto coincide René Bejarano, de Izquierda Democrática Nacional (IDN), quien considera además que esa representación estará más apegada a la realidad electoral del partido, pues el número de consejeros nacionales se definirá en relación con la representación electoral en cada entidad.

A su vez, la secretaria de Acción Política y Elecciones del PRD, Mara Cruz Pastrana, destacó la creación del Frente Amplio de Izquierda (FAI),  liderado por su corriente (IDN) y que espera obtener la tercera parte de la representación en el Congreso y el Consejo nacionales.

Detalla que la elección empezará el 7 de septiembre y terminará el 5 de octubre, con la elección del presidente nacional del partido, pero el 21 de septiembre se elegirá a los órganos de dirección y se eliminará el Secretariado Nacional para volver al Comité Ejecutivo Nacional de 21 integrantes, a fin de “que sean parte de las decisiones partidistas, que ya no se tomen las decisiones de manera cupular”.

Lo mismo, pero sin pleito

En la renovación de los órganos del partido se elegirán mil 200 congresistas nacionales, 320 consejerías nacionales, de 75 a 150 consejerías estatales y hasta 150 municipales.

Para Aguilar: “Nueva Izquierda (NI) podrá seguir siendo la primera minoría, porque no es mayoría en el PRD. Hay una abierta disputa entre IDN y Alternativa Democrática Nacional (ADN) por el segundo lugar pero al final estarán muy parejos; como cuarta fuerza FNS y otras cuatro corrientes con una fuerza menor, pero con importancia política en el PRD”.

–¿De qué sirve realizar una elección que costará más de 100 millones de pesos si no va a cambiar nada? –se le pregunta.

–El gasto es excesivo. El PRD tiene otras necesidades estructurales, pero los 100 millones que cuesta la elección es el costo de la desconfianza. Creo que nadie le hubiera apostado solamente a hacer un consejo para volver a elegir militantes.

“Aquí lo más importante es la elección de consejos municipales, porque el PRD tiene más de 10 años de no elegirlos. Y si no tenemos organismos plurales, deliberativos, organizativos en los municipios vamos a perder viabilidad como proyecto. La propuesta de que haya consejos municipales fue de FNS en el Congreso Nacional de Oaxtepec y las otras corrientes la rechazaron, pero ese debate y esa votación se las ganamos”, se jacta.

En cuanto a la proporción interna de fuerzas, se deduce que sólo votará 30% del padrón perredista: 1 millón 300 mil (del total de 4 millones 437 mil 843 afiliados) decidirán quiénes se quedan con más de 40 mil cargos de representación partidaria.

“Me parece que esta elección está marcada por que se institucionaliza el modelo de corrientes, de forma tal que los electores van a votar por éstas y no por personas”, indica Aguilar.

Añade: “El gran reto del PRD es en primer lugar superar esto de poner a las corrientes por encima del partido; en segundo, su sectarismo, porque los espacios institucionales son utilizados por las corrientes para su propio fortalecimiento y beneficio; y en tercero, me parece que el PRD debe entrar a una etapa de organización territorial de base. Ya no hay comités de base territorial del PRD en el país; las que van a competir el 7 de septiembre son estructuras de dirigentes y liderazgos, más de gestión clientelar y corporativa que de afiliación por convicción”.

En cambio, dice que su corriente, FNS, considera necesario cambiar el sentido puramente electoral de esta contienda para debatir ideas, porque actualmente no hay confrontación de proyectos políticos para el PRD ni una comparación pública de las diferencias entre corrientes o debates de candidatos.

“No hay debate público. No lo están fomentando la autoridad electoral ni el partido, a los dirigentes no les interesa”, comenta.

La fuerza real

Entrevistado por teléfono, Bejarano dice que la fuerza electoral del PRD se concentra en nueve entidades: Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Morelos, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Michoacán; su presencia se hace sentir “medianamente” en otras 10 o 12 y “es baja” en Colima y Coahuila.

“La correlación se va a definir en las entidades donde hay más afiliación y donde haya más participación. Pero como va a haber casillas en función del número de afiliados y a éstos les toca de una casilla para 750 de ellos, “habrá muchas casillas donde hay más perredistas”, comenta.

Para este proceso, que será realizado por primera vez por el Instituto Nacional Electoral (INE), se registraron 18 corrientes, pero ocho son las que se involucran en la toma de decisiones del partido:

Aparte de NI, ADN y FNS, compiten IDN –a la cabeza del FAI–; la Coalición de Izquierda (CI), del senador Miguel Barbosa tras su ruptura con NI; Vanguardia Progresista (VP), registrada por gente afín al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, quien no está afiliado al partido y se deslindó públicamente del mismo; Patria Digna (PD), que impulsa a Carlos Sotelo, al igual que Movimiento Progresista (MP), que empuja las aspiraciones de Marcelo Ebrard.

Aunque todas las corrientes acordaron dejar el proceso interno en manos del INE –pues coinciden en que tanto el órgano electoral como el PRD necesitan recobrar una buena imagen ante la sociedad–, acusaron a la Comisión de Prerrogativas del Instituto de reunirse sólo con el representante perredista ante el INE, Camerino Márquez, quien pertenece a ADN.

También criticaron que en el INE se registraban planillas aunque tuvieran fallas y se aceptaron observaciones facciosas al encarte (proyecto de ubicación de casillas que se encartan en la prensa).

A la fecha hay mil 200 juicios interpuestos por personas cuyo nombre aparece ilegible en la lista nominal; más 300 porque el INE se negó a recibirlas… Esto convierte a la elección interna perredista en la más impugnada, pero ahora con la participación del Instituto.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidió que la Comisión Nacional de Garantías resuelva esos conflictos porque el INE se negó a aceptar los reclamos. Además, el tribunal está enviando otros de esos recursos de militantes a las salas regionales.

Entre las muchas fallas de organización y planeación que observan en este proceso interno, miembros del PRD se quejaron de malos tratos de los consejeros del INE, y de que la consejera presidenta de la Comisión de Prerrogativas, Pamela San Martín, aceptara que los 4 millones 437 mil 843 de personas que aparecen en el padrón perredista son elegibles.

Sin embargo, Bejarano cree que el principal problema puede ser el caudal de recursos usados, principalmente en los estados, para este proceso electoral: “Hay un tope de campaña, aunque obviamente es cierto que hay grupos que tienen ventaja porque tienen presidentes municipales, senadores, diputados locales, federales, regidores, síndicos. Hay ventajas y desventajas, pero también es resultado de la representación que tienen; no tanto los liderazgos, que sí pesan pero no manejan recursos públicos”.

El riesgo aumenta en lugares donde gobierna el PRD, continúa Bejarano, pues los cargos permiten a los militantes aportar mayores montos al partido. Es el caso de entidades como el Distrito Federal, Morelos, Guerrero y Tabasco, y delegaciones o municipios como Nezahualcóyotl. “Es normal en donde el partido se ha desarrollado”, apunta.

Cruz Pastrana añade que, aparte de la conformación de los órganos de gobierno del partido, este proceso es la plataforma natural para la elección intermedia de 2015.

87 mil 710 candidatos

Como Bejarano, la secretaria de Acción Política y Elecciones, Cruz Pastrana, no descarta la posibilidad de que se cometan irregularidades en las elecciones del 7 de septiembre, pero confía en que el INE las frene.

“Tampoco podemos descartar a los grupos porriles en muchos estados, porque también los hay, no nada más en nuestro partido sino en todos. Además, muchos compañeros son heredados de otros partidos políticos que tienen esas malas costumbres, pero esperamos que se lleve a cabo con la mayor limpieza, que sea un proceso terso”, indicó en conferencia de prensa.

Informó que se registraron los siguientes emblemas: ADN, Barzón Popular, CI, Democracia Deliberada, FNS, Frente Nacional Solidario, Izquierda de México, IDN, Izquierda Emiliano Zapata, Izquierda Renovadora en Movimiento, Movimiento de Equidad Social de Izquierda, MP, NI, PD, Red por la Unidad Nacional de las Izquierdas, Unidos por Oaxaca, VP y Visión Miguel Hidalgo.

Igualmente Pastrana informó que para el Congreso Nacional se registraron 362 planillas con 5 mil 269 candidatos, la mayoría procedentes del Distrito Federal, Estado de México, Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Al Consejo Nacional aspiran 372 planillas con 3 mil 179 candidatos, con una participación mayoritaria de las mismas entidades. Para los Consejos Estatales se apuntaron 366 planillas con 12 mil 170 candidatos, con mayor presencia del Estado de México, Chiapas, Distrito Federal, Veracruz, Quintana Roo y Michoacán.

Y en lo que se refiere a los Consejos Municipales, se presentaron 3 mil 224 planillas con un total de 67 mil 92 candidatos, con participación mayoritaria de Guerrero, Oaxaca, Veracruz e Hidalgo.

De esa forma, resumió la secretaria de Acción Política y Elecciones del PRD, participarán 4 mil 324 planillas con un total de 87 mil 710 candidatos. Y aclaró que en mil 800 municipios no se llevarán a cabo elecciones por varias razones: mil 247 municipios tienen menos de 350 electores, en 281 no se registraron planillas, en 151 sólo se registró una y en 121 municipios el número de candidatos es menor que el de los cargos en disputa.

Para los comicios se instalarán 8 mil 252 casillas y ya se emitieron los lineamientos de propaganda, así como los topes de gastos de campaña para los candidatos y planillas.

La presidencia

El martes 5, en el Foro Social Hacia la Consulta Popular sobre la Reforma Energética, organizado por el Frente Amplio Unitario y la Unión Nacional de Trabajadores, Cuauhtémoc Cárdenas aseguró que “sí está abierto a participar” como candidato a la presidencia nacional del PRD.

“Estoy esperando, desde luego, a que lleguen las fechas, y en su momento sí, estoy abierto a participar. Voy a buscar participar”, expresó.

Comentó que perredistas de diversas corrientes lo han invitado a postularse, por lo que su candidatura le parece “razonable, programática, tanto hacia el país como hacia el interior del partido que, en su momento, habrá que seguir los trámites que establezca la convocatoria para participar en esta renovación de la presidencia del partido”.

Estas corrientes están aliadas en el FAI, del cual forman parte Carlos Sotelo y Marcelo Ebrard, quienes presuntamente estarían dispuestos a declinar de sus aspiraciones a dirigir el PRD para que Cárdenas sea candidato de unidad. Pero en el análisis de Vladimir Aguilar, esto sería poco probable por la correlación de fuerzas internas.

Sin embargo, Bejarano afirma: “Ha habido un repunte muy importante de personajes que se han ido incorporando al Frente Amplio de Izquierda” quienes se inclinan por que Cárdenas vuelva a dirigir el PRD.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso