Impiden comuneros de Puebla reactivar obras del gasoducto Morelos

PUEBLA, Pue. (apro).- Pese a que existe una orden de suspensión provisional otorgada a favor de pobladores de Nealtican, trabajadores de la empresa italiana Bonatti y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con el apoyo de al menos 20 policías federales, destruyeron sembradíos de la comunidad de Tecuanipan para iniciar los trabajos de construcción del gasoducto Morelos.

Sin embargo, un grupo de pobladores se congregó en el lugar y evitó que se pusieran en marcha los trabajos del Proyecto Integral Morelos (PIM).

Lo que los productores ya no pudieron evitar fue que las maquinarias dañaran al menos dos hectáreas de cultivos de chile y frijol en un terreno propiedad de Margarito Castillo, uno de los habitantes de Tecuanipan.

Fernando Cuéllar Muñoz, representante del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos “Joel Arriaga”, advirtió que la incursión de maquinaria en los terrenos de esas comunidades violentaba la suspensión provisional que otorgó la justicia federal a los habitantes de Nealtican, quienes interpusieron un juicio de amparo para impedir que la obra pase por sus tierras.

Incluso, el representante legal de los comuneros pidió a los representantes de la paraestatal y la empresa que evitaran que las cosas llegaran a mayores para evitar escenarios como el registrado en en San Bernardino Chalchihuapan, donde el enfrentamiento entre policías y pobladores dejó decenas de heridos y la muerte de un niño.

Después de horas de tensión, Vicente de la Cruz Santiago, subgerente de Desarrollo Social de la CFE, y José Alí Reyes Méndez, representante de Bonatti, accedieron a retirar la maquinaria de los terrenos de los productores.

Comentarios

Load More