Evidencian enriquecimiento del dirigente saliente de la CNC

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Gerardo Sánchez García, dirigente saliente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), ha obtenido 33.9 millones de pesos de subsidios federales para su asociación Fundación Organizados para Servir (Fosac).

El también senador priista construyó en Salvatierra, Guanajuato, su tierra natal, invernaderos para cultivar chile morrón y bodegas para almacenamiento de granos que renta a productores.

Rehabilitó la exhacienda Santo Tomás de Huatzindeo, ubicada en terrenos ejidales, y que planea escriturar a nombre de su fundación, de acuerdo con una investigación publicada hoy por el diario “Reforma”.

El periódico “realizó un recorrido por los invernaderos y la hacienda, donde campesinos denunciaron que Sánchez García engañó a agricultores, a quienes les prometió que, con las acciones de su fundación, otorgaría apoyos.

“Sin embargo, se quejaron, el apoyo no llegó e incluso señalaron que el dinero entregado por el gobierno federal a la Fosac es administrado por su hermano Amador Sánchez para beneficio familiar”.

Fosac ha recibido recursos de la Secretaría de Agricultura y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Este último organismo entregó a la fundación del dirigente saliente de la CNC 12 millones 900 mil pesos para la remodelación de la hacienda.

En entrevista, Sánchez García dijo que su organización ha recibido alrededor de 33 millones de pesos “pero no es propiamente para beneficiar a nadie en lo particular” (sic).

Sánchez García hoy concluye su periodo al frente de la CNC y será sustituido por el senador priista Manuel Cota.

Comentarios

Load More