Hunden a Bours nuevos testimoniales del caso ABC en poder de la PGR

Eduardo Bours, exgobernador de Sonora. Foto: Luis Gutiérrez Eduardo Bours, exgobernador de Sonora. Foto: Luis Gutiérrez

MÉXICO, D.F. (apro).- Declaraciones ministeriales de testigos –desconocidas hasta ahora y recabadas por la Procuraduría General de la República (PGR) desde hace nueve meses–, confirman la hipótesis inicial de los deudos del caso ABC: que la tragedia en la que perecieron 49 infantes hace cinco años fue provocada y ordenada por el entonces gobernador Eduardo Bours para presumiblemente borrar evidencias de un quebranto patrimonial.

En su edición de este lunes, el periódico Reporte Índigo reproduce las testimoniales que rindieron ante la PGR Santiago Alonso Lugo Carrasco, Aarón Alberto Fierro Ruiz y Eimy Yuvicela Olivas Díaz, mismos que forman parte de la investigación que sigue sin arrojar resultados concretos.

De acuerdo con dichas declaraciones, Carlos Lam Félix, secretario técnico del exgobernador Eduardo Bours, urdió el plan para quemar la bodega contigua a la estancia infantil con la finalidad de desaparecer documentos que presuntamente comprobarían desvíos de recursos.

Carlos Andrés López Meza, El Teniente, quien era jefe de escoltas y chofer de Lam Félix, es señalado como el principal perpetrador del incendio. Según la reconstrucción de los hechos, El Teniente, quien tenía formación militar, reclutó a dos personas para cumplir con la encomienda.

En el legajo destaca también el testimonio Aarón Alberto Fierro Ruiz, un sexoservidor de Hermosillo, quien tenía como cliente a Carlos Lam Félix. Un día, dice, escuchó a Lam hablar con el entonces gobernador Eduardo Bours sobre cómo el incendio afectaría la contienda electoral en puerta.

Declaró Fierro Ruiz a la PGR:

“En Junio del 2009 yo recibo una llamada de un cliente llamado Carlos Lam alias El Kevin él me dice ‘te veo en el Siglo XXI’. Entre 10 y 11 yo llego al hotel, yo ofrezco servicios de sexo, él era mi cliente.

“Entre 11 y 12 de la noche a él le suena su teléfono y le digo: ‘amor, te hablan del trabajo’. Era su jefe.

“Yo alcancé a escuchar y me consta, cuando él le dice: ‘la orden la di en la noche no en el día, estos pendejos se pasaron de verga’, por culpa de ellos se pasó el incendio a la Guardería ABC.

“Él, muy preocupado, le dice ‘no se preocupe jefe, eso lo voy a arreglar’. Estaba muy alterado, enojado, molesto, y le dice a su jefe, porque yo lo escuché, me consta, donde le dice ‘si la orden la di en la noche, no en el día, estos güeyes se pasaron de verga, por su culpa vamos a perder las elecciones’ ”.

Eimy Yuvicela Olivas Díaz, pareja sentimental de El Teniente, aseguró que su entonces novio le confesó que había quemado la bodega contigua a la Guardería ABC y que el fuego se propagó provocando la tragedia.

Según la declaración de Eimy, su novio estaba inquieto después de la tragedia porque sabía que lo culparían de todo y de que se pudieran perder las elecciones para la gubernatura de Sonora.

El Teniente le dijo que las órdenes que les dieron eran quemar el archivo en la bodega contigua a la estancia infantil, y por eso estaba metido en un grave problema.

“Me dijo que le iban a echar la culpa a él de todo, de todo lo que había pasado, que se sentía muy mal. Y algo más que dijo fue que le iban a echar la culpa de perder las elecciones”, relató a la PGR.

El Teniente fue brutalmente asesinado dos meses después de la tragedia, el 17 de agosto de 2009, y a la fecha no ha sido aclarado. Le dieron tres tiros en la cabeza y otros seis en el tórax.

Pero López Meza no actuó sólo. Según el testimonio de Eimy Yuvicela su expareja siempre hablaba de todos sus trabajos con su amigo Juan Francisco Galaz Verdugo, El Chore, y presuntamente también participó en el incendio de la bodega.

Al día siguiente de que se enteró que su amigo había sido ejecutado no demostró tristeza ni consternación.

De ello dio cuenta Santiago Alonso Lugo Carrasco, quien era el compañero de parrandas de El Teniente, quien presuntamente también se dedicaba a la venta de drogas.

Uno de sus principales clientes era precisamente Lugo Carrasco quien contó a la PGR que ambos gustaban de la cocaína y el alcohol. Según su dicho, a través de las fiestas, la amistad se fortaleció y llegó a tal grado que empezaron a hacer trabajos juntos, aunque no especificó de qué tipo.

Lo que sí detalló fue que a finales de mayo de 2009 El Teniente le ofreció participar en una quema de papeles, trabajo por el que le pagarían 30 mil dólares.

Nunca se concretó su participación en el “trabajo” y fue hasta que el incendio de la guardería se transmitió por cadena nacional, cuando se percató de qué se trataba.

“Ya después fue cuando me di cuenta a través de la televisión en cadena nacional qué era lo de la guardería ABC. Me di cuenta porque todo el tiempo él me hacía énfasis de que trabajaba para una persona encargada del gobierno, que era Carlos Lam”, relató Lugo Carrasco.

La última vez que vio a El Teniente fue en una taquería. Le compró cocaína y lo vio retirarse con Carlos Lam Félix y El Chore.

Han transcurrido nueve meses desde que Lugo Carrasco, Fierro Ruiz y Olivas Díaz rindieron su testimonio y a la fecha la PGR no ha dado respuesta por lo que la organización Manos Unidad por Nuestros Niños, integrada por padres de las víctimas de la Guardería ABC solicitará ante un Juez Federal un amparo por dilación en la aplicación de justicia.

Gabriel Alvarado, representante legal de la organización, consideró que “ya se reunieron los suficientes elementos de prueba para plantear un pliego de consignación en contra de personas por su probable responsabilidad en esos hechos” y las autoridades no se atreven a actuar ante lo que consideran son pruebas contundentes.

“Creemos que hay una fuerte resistencia al interior de PGR por la cuestión de que los grupos políticos que detentan el poder son los que interfieren para que no se esclarezcan los hechos, porque de esclarecerse se tendrían que fincar responsabilidades en contra de gobiernos que fueron emanados del mismo partido político del gobierno en turno”, afirmó Alvarado.

El 5 de junio de 2009 el incendio en Guardería ABC, subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social, dejó 25 niñas y 24 niños muertos y 70 más que resultaron con lesiones internas y externas.

Comentarios

Load More