Presenta Peña proyecto de nuevo Aeropuerto

MÉXICO, D.F. (apro).- El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el proyecto de infraestructura más grande de la gestión de Enrique Peña Nieto, fue presentado hoy en la residencia oficial de Los Pinos.

El mandatario calificó el proyecto como “trascendental y emblemática del nuevo México”, a pesar de que él mismo reconoció que s no se concluirá en su administración. Será “la puerta de entrada del mundo a México”, dijo.

La obra en la que se invertirán 169 mil millones de pesos será financiada en su primera etapa exclusivamente con recursos federales, y 71 mil millones provendrán de créditos bancarios y emisiones de bonos.

Como anunció ayer, durante el mensaje que dirigió con motivo del Segundo Informe de Gobierno, el jefe del Ejecutivo mencionó que, después de los estudios técnicos, se concluyó que el lugar idóneo para la instalación es en los terrenos federales ubicados junto al actual AICM.

“Es un aeropuerto que merece el país y por eso es la firme decisión del gobierno de llevarlo a cabo”, dijo.

En las intervenciones de Peña Nieto, así como del titular de la Secretaría de Comunicación y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, se mencionaron diferentes aspectos relacionados con el conflicto social que frenó la construcción de un nuevo AICM hace 10 años.

Por ejemplo, que no habrá expropiaciones de tierra y que, debido a que el proyecto es sustentable, no se quitará agua a las comunidades y municipios aledaños que, se aseguró, tendrán obras de infraestructura, desarrollo social y reordenamiento urbano.

El presidente afirmó que la construcción generará derrama económica para el país, especialmente para la zona limítrofe del Estado de México y la Ciudad de México, pues los proveedores serán de la zona, además de que habrá 160 mil empleos directos e indirectos; se ampliará el transporte y la red de infraestructura para facilitar la construcción y operación.

El mandatario pidió un reconocimiento al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, y al gobernador mexiquense Eruviel Ávila, por su disposición y colaboración.

Añadió que habrá acciones de desarrollo social, obras educativas, de salud y habitacionales y un bosque urbano de 670 hectáreas, entre otros proyectos alternos.

“Las actividades se harán en transparencia y respeto a la ley, respetando los derechos de las poblaciones”, enfatizó.

También destacó que se trata de un proyecto autofinanciable, que se pagará por sí mismo, lo que permitirá que la administración y operación de la terminal aérea quede a cargo del gobierno.

Ninguno de los oradores mencionó al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra ni a las comunidades como San Salvador Atenco, que hace una década frenaron la construcción del nuevo AICM. Pero todos mencionaron las  inversiones sociales y que detonará el desarrollo del oriente de la ciudad.

Los símbolos del proyecto

La maqueta virtual aparece como una gran equis, con un círculo y una figura cónica. La idea es de simbolismos: la equis se asume como una letra asociada al nombre del país; en el cruce de la equis, se expresa un conjunto de tonalidades rojizas que simbolizan la Piedra del Sol.

Luego, en la parte inferior de la intersección de las líneas de la equis, unos rayos pretenden asumir las alas desplegadas de un águila; el círculo verde es el cactus y el nopal, en tanto una vialidad arbolada intenta representar la serpiente para completar así el simbolismo del Escudo Nacional, que con mucha imaginación, cobra sentido al ver el plano.

Los proyectistas, Fernando Romero, yerno del magnate Carlos Slim, y sir Norman Foster, arquitecto británico, estuvieron a cargo de la presentación en maquetas virtuales en el salón “Manuel Ávila Camacho”.

Una vez presentadas las maquetas a los funcionarios del sector, la comitiva ingresó al salón López Mateos, para la lectura de los discursos y la proyección de videos.

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, dependencia que estuvo a cargo de la relación de actividades que devinieron en la selección de Romero-Foster, apenas ayer por la mañana, así como de los aspectos de inversión, inclusive en materia de desarrollo social, urbano y agrícola de la zona.

Romero destacó las bondades del proyecto y las cualidades de su socio, Foster, a quien definió como el mejor constructor de aeropuertos del mundo, así reconocido por el propio Peña Nieto.

Las expresiones del arquitecto británico sobre Peña Nieto fueron en el sentido de reconocer su “valor para tomar de decisiones audaces sin importar los plazos”, “con sabiduría”, y, finalmente:

“Quiero honrar a su presidente, al honorable EPN”, dijo.

El proyecto, la ingeniería y gestión que estará a cargo de la asociación Romero-Foster con sus respectivas empresas, costará 20 mil 500 millones de pesos.

En otro video, el proyecto se planteó como el aeropuerto más sustentable del planeta; se construirá por ingenieros y trabajadores mexicanos.

Un simbolismo sí es notorio: las imágenes de maqueta, expuestas por todos los oradores como representativa de mexicanidad en diseño y colores, tiene amplios espacios romboidales similares al Museo Soumaya, diseñado por Fernando Romero, por encargo de su suegro, el hombre más rico del mundo.

La puerta

Entre las diferentes expresiones que se repitieron a lo largo del acto, destaca la afirmación de que se trata del uno de los aeropuertos más grandes del mundo, que será el más sustentable del planeta, y que se convertirá en la “puerta de entrada” del mundo al país.

Eruviel Ávila consideró que las buenas noticias como las reformas, siguen: el nuevo AICM se traducirá en beneficios para todos los municipios al oriente de la Ciudad de México.

“Gracias señor presidente por hacerle justicia al oriente del Valle de México”, dijo.

Asimismo, insistió en que el nuevo aeropuerto significará una derrama económica importante para la zona.

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, coincidió con él al señalar que el nuevo AICM es un detonante para la ciudad.

Mancera sostuvo que el proyecto resuelve problemáticas metropolitanas en cuanto a movilidad  y en materia hidráulica y que se caracteriza por su contenido social, de visión transexenal y como una muestra de cooperación entre gobiernos.

En el acto estuvieron presentes la mayoría de los miembros del gabinete legal, así como funcionarios de los sectores involucrados, empresarios de la construcción, comunicadores de radio y televisión y columnistas, que asistieron en calidad de invitados.

 

Comentarios