Surgen más víctimas de la “Ley Bala”: reprimen a indígenas con municiones de goma

Una de las protestas en contra del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. Foto: Víctor Hugo Rojas Una de las protestas en contra del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. Foto: Víctor Hugo Rojas

PUEBLA, Pue. (apro).-  Habitantes indígenas del municipio de Ajalpan, ubicado en la Sierra Negra de esta entidad, denunciaron que ellos fueron las primeras víctimas de la “Ley Bala” y que, al igual que en San Bernardino Chalchihuapan, también se usaron municiones de goma en su contra.

Alfredo Xincal Hernández relató que el pasado 27 de mayo habitantes de su comunidad fueron reprimidos por policías estatales cuando protestaban en contra del presidente municipal Gustavo Lara Torres.

Igual que ocurrió en Chalchihuapan el pasado 9 de julio, donde resultó herido José Luis Tehuatlie, quien luego perdió la vida, señaló que en el caso de Ajalpan la policía también disparó balas de goma que lesionaron a cinco personas, entre ellas un niño de 12 años de edad. En esa ocasión, dijo, también detuvieron a cuatro personas.

En rueda de prensa, Xincal mostró las municiones de goma y plástico negro que pudieron recolectar ese día y que son similares a las que exhibieron los habitantes de Chalchihuapan. Además, presentó un cilindro de madera que utilizó la policía para someterlos ese día.

El 27 de mayo, la llamada “Ley Bala” tenía una semana en vigor. Luego de la muerte del menor José Luis Tehuatlie provocó que el gobernador Rafael Moreno Valle enviara al Congreso una iniciativa para derogarla, pero el Congreso la dejó pendiente porque se fue de vacaciones. Regresa hasta el próximo 15 de octubre.

Acompañados por el edil auxiliar de Chalchihuapan, Javier Montes Bautista, los afectados señalaron que el niño de 12 años que resultó herido tuvo que huir junto con su familia de Ajalpan, debido a las intimidaciones que padecieron por parte de la policía después de estos hechos.

Además, aseguraron que las lesiones que presentaron los cinco heridos de esa localidad tienen características similares a las que se pudo observar en los habitantes de San Bernardino Chalchihuapan.

“Nosotros fuimos los primeros en ser reprimidos con esas balas de goma”, manifestó Xical, quien además denunció que él fue una de las personas detenidas ese día, y que, en lugar de ser remitido al  Ministerio Público, fue golpeado por granaderos y luego fue entregado a los municipales, quienes lo siguieran agrediendo.

Comentarios

Load More