Exigen atenquenses a magistrados atraer amparo contra el nuevo aeropuerto

"Tierra sí, aviones no", el reclamo de Atenco en el Tribunal Agrario. Foto: Miguel Dimayuga "Tierra sí, aviones no", el reclamo de Atenco en el Tribunal Agrario. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- Campesinos de Atenco iniciaron hoy sus movilizaciones para rechazar la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en la zona de Texcoco, anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto como un detonador de cuantiosas inversiones sociales.

Los atenquenses –encabezados por Ignacio del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT)– arribaron esta tarde al Tribunal Superior Agrario (TSA) del Distrito Federal para pedir a los magistrados que atraigan el amparo que interpusieron los ejidatarios contra el cambio de régimen ejidal a dominio pleno.

Ignacio del Valle y un grupo de representantes de ocho comunidades de San Salvador Atenco fueron recibidos por los magistrados. Hasta el cierre de esta edición no había información al respecto.

Desde temprana hora el grupo de campesinos se congregó en la plaza principal de San Salvador Atenco, donde alistó cuatro camiones para trasladarse en caravana al Distrito Federal, y otra comisión partió hacia el Tribunal Unitario Agrario de Texcoco.

En punto de las 9:20 horas unos comuneros salieron hacia el Ángel de la Independencia y luego hacia el TSA, para ratificar su postura de defender su tierra y oponerse a la construcción del aeropuerto anunciado por Peña.

Para Ignacio del Valle, quien lideró la rebelión de San Salvador Atenco entre 2001 y 2006, el proyecto del nuevo aeropuerto afectará a los pobladores y ejidatarios de la zona, debido a que –dijo– se trata de “una ciudad futura” y no de un “proyecto ecológico”, como argumentó el gobierno cuando adquirió las tierras.

“Están proyectando el aeropuerto en el mismo lugar (que en 2001), desde luego que sí nos afecta”, subrayó.

La molestia de los pobladores, apuntó, se debe a que los terrenos ejidales se adquirieron argumentando que se utilizarían para proyectos ambientales y negando que serían parte del proyecto del nuevo aeropuerto.

“Nuestra resistencia no es por aumento de pago, no estamos diciendo que no fue adecuado. No queremos el proyecto de aeropuerto. En Atenco y en las otras comunidades han aplicado el mismo sistema, el mismo engaño. (Dijeron): ‘no es el aeropuerto, son tierras que se van a utilizar para otro proyecto, que tienen que ver con un proyecto ecológico, no va a haber tales proyectos de ciudad futura, no es cierto, ustedes van a seguir siendo ejidatarios’”, señaló en entrevista con Milenio.

El líder del FPDT explicó que las tierras se adquirieron en dos ejidos, uno de ellos Ixtapa, donde el gobierno compró las tierras “a partir de 2001-2002 a través de Conagua (Comisión Nacional del Agua)”.

El resto, añadió, se adquirieron cuando él y otros líderes de Atenco estaban presos, “con el pretexto de que era un proyecto ecológico para lo que querían las tierras. Estamos hablando de 2008, 2009, tiempo cuando estábamos en la cárcel presos. Se aprovechan de esa coyuntura”, sostuvo.

Del Valle aceptó que en la construcción de la primera etapa de la terminal aérea se pretende usar tierras federales y no ejidales, pero teme que la realidad sea otra.

“Están manejando inicialmente dos pistas. Hay una ubicación aparente que tiene que ver con las tierras que están ubicadas en zona federal, pero creo que la realidad la han ocultado. Tenemos que advertir que el efecto de despojo es el mismo, porque en esta primera etapa no están hablando de ciudad futura. Se concretan a decir que es el aeropuerto, y dicen: ‘no necesitamos ni un centímetro más’, eso no es cierto”, manifestó en la entrevista.

Ignacio del Valle también acusó al gobierno de haber “asustado a los núcleos ejidales, a los representantes ejidales”, y de haber comprado los terrenos “en forma oculta y fraudulenta”.

Comentarios

Load More