AMLO rehúye protocolo en el Senado y líder camaral lo acusa de grosero

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Por un error de logística, el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, fue acusado de desairar el protocolo establecido y “hacer una grosería al Senado” durante la entrega esta mañana de más de dos millones de firmas para solicitar la consulta popular por la reforma energética.

Alrededor de las once horas, junto con Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Claudia Scheimbaun y Javier Jiménez Espriú, López Obrador arribó al Senado para entregar las firmas.

Luego fue llevado a un salón contiguo donde estaban los integrantes de la Mesa Directiva esperando al excandidato presidencial de la izquierda.

López Obrador y sus acompañantes fueron recibidos por el secretario general de Servicios Parlamentarios, Arturo Garita, quien se comprometió a enviar las cajas selladas al Instituto Nacional Electoral (INE) que, dijo, serían custodiadas por la Policía Federal.

En el salón contiguo, Miguel Barbosa, del PRD, enfureció cuando supo que AMLO había realizado el evento sin haber saludado antes a la Mesa Directiva.

En respuesta, el perredista y los vicepresidentes Arturo Zamora, del PAN, y Lilia Merodio, del PRI, abandonaron el salón. Afuera, Barbosa comentó: “Lo que vinieron a hacer los señores fue una grosería a la Mesa Directiva”.

“La ofensa” de López Obrador generó una respuesta airada de su excorreligionario Barbosa.

De acuerdo con el funcionario, se pactó un protocolo para establecer la recepción de 136 cajas con 2 millones 271 mil 285 firmas, pero de última hora el líder de Morena encabezó un acto paralelo.

–¿Está molesto?

–Sí, sí estoy molesto –sentenció el senador poblano.

–¿Es un abuso?

“Es una grosería, es una grosería, sin duda que es una grosería. La cortesía entre las personas, entre los políticos debe de ser un valor en este tiempo. Yo sí conmino a todos quienes hacemos política en el país actuemos con cortesía a las instituciones, se vino a hacer una grosería al Senado de la República”, atizó Barbosa.

Sobre el incidente, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal soltó: “Lo importante es que ya entregamos las firmas”.

López Obrador demandó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) actuar con independencia a la hora de resolver su petición para consultar a los mexicanos sobre la reforma energética.

“Tienen que actuar con independencia. Si ellos, con argucias legaloides, desechan la solicitud que estamos haciendo para que se consulte al pueblo de México sobre este importante asunto, estarían violando la Constitución y estarían dando un golpe de Estado”, indicó el tabasqueño después de entregar 2 millones 271 mil 285 firmas en el Senado de la República, requisito para la consulta popular.

Si la SCJN no actúa con independencia, insistió, quedaría de manifiesto que en México prevalece y domina una dictadura.

Luego de destacar su presencia en el Senado de la República para cumplir con los requisitos de ley, manifestó: “Estamos aquí. Es un acto muy importante. Es una fecha, diría, histórica”.

Añadió: “Queremos que se le pregunte a los mexicanos si están de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares nacionales o extranjeros en materia de petróleo, de gas, de refinación de petróleo, en petroquímica y en la industria energética nacional”.

El excandidato presidencial pidió que sean los mexicanos quienes decidan y que no haya imposiciones sobre el asunto.

“Que se practique la democracia. Si se impone esta reforma energética, si se niega el derecho que tienen los mexicanos a participar en esta consulta para decidir sobre un tema fundamental, se estaría dando un golpe de Estado”, subrayó, y destacó que el Poder Ejecutivo actúa de manera facciosa.

“Sabemos bien que Enrique Peña Nieto es un traidor a la patria porque está entregando recursos del pueblo y de la nación a extranjeros. También sabemos que este Poder Legislativo ha sido secuestrado, tomado por la mafia del poder que encabeza Peña Nieto. Aprobaron reformas a la Constitución sin tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos”.

Y recordó que ningún candidato a la presidencia, a diputado, o a senador, planteó reformas constitucionales para privatizar el petróleo, como lo hicieron al asumir el cargo.

Conforme a la ley de consulta popular, le corresponde al INE verificar los nombres que hayan suscrito la petición que deben ser, al menos, el 2% de la lista nominal de electores.

El notario público 208 del Distrito Federal, Agustín Gutiérrez, dio fe de la recepción de las 2.7 millones de firmas. En el acto estuvieron presentes algunos senadores de izquierda como Alejandro Encinas, Marco Antonio Blázquez, Manuel Bartlett, Mario Delgado, Layda Sansores, David Monreal y Adán Augusto López, entre otros.

Comentarios

Load More