Otra del gobernador de Sonora: detienen a líder yaqui

MÉXICO, D.F. (apro).- El vocero del pueblo Yaqui, Mario Luna Romero, opositor a un proyecto hidráulico ideado por el gobernador Guillermo Padrés Elías, fue detenido esta mañana en Ciudad Obregón, Sonora, por hombres armados vestidos de civil que tripulaban cuatro camionetas.

Luego de la detención, el convoy, presuntamente de la Procuraduría General de Justicia del Estado, no lo presentó ante un agente del Ministerio Público en Ciudad Obregón, sino que lo mantuvo incomunicado y lo trasladaron a Hermosillo, de acuerdo con fuentes extraoficiales consultadas por Apro.

Mario Luna ha sido uno de los rostros visibles de la oposición a un megaproyecto hidráulico implementado por el gobernador panista.

El 26 de febrero, en entrevista para el semanario Proceso, Luna Romero responsabilizó a Padrés Elías de diferentes acciones represivas desde que un grupo representativo de la nación yaqui inició su oposición al Acueducto Independencia, un megaproyecto promovido por el gobierno de Sonora para abastecer de agua a Hermosillo.

Para entonces, 13 de sus integrantes habían sido levantados; sus dirigentes fueron objeto de frecuentes amenazas y, en lo que va del año, aparecieron narcomantas intimidatorias en contra de los inconformes en varias poblaciones de la entidad.

Mario luna consideró en esa entrevista:

“El acoso sistemático no lo puede hacer nadie más que el Estado”.

Pese a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió el 3 de diciembre de 2013 un amparo a favor de los yaquis y ordenó acciones precautorias a las autoridades ambientales federales, los trasvases de líquido prosiguen sin freno mientras escala el acoso a los opositores.

“Es una política de Estado contra el yaqui, uno de los pueblos que ha conservado su autonomía, su identidad, su lengua y cultura, un proyecto de desarrollo con visión propia… y todo eso molesta al Estado nacional”, expresó Luna Romero.

El conflicto por el agua ha dividido a las comunidades yaquis que, por un lado, han mantenido su oposición a través de la movilización y los recursos judiciales, llevando a Mario Luna como vocero y, por el otro, a un grupo próximo al gobernador Padrés encabezado por Francisco Antonio Delgado, quien fue asesinado.

El lunes 8, el cuerpo de Delgado Romo fue localizado sin vida en un paraje próximo a la comunidad Loma de Bácum. Junto a la víctima había un mensaje, según filtró la Procuraduría sonorense a medios de comunicación:
“Por cabrón y traicionero te llevó la verga Pancho Romo”.

Hace un año, mientras un grupo de yaquis realizaba una asamblea en Vicam, Delgado Romo arribó al lugar y lanzó su camioneta sobre la concurrencia. Los indígenas lo bajaron del vehículo, lo encarcelaron bajo su procedimiento de
usos y costumbres y le quitaron el vehículo.

Funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) informaron, de manera extraoficial, que colaboradores de Padrés asesoraron a Delgado Romo para que denunciara a Mario Luna y Tomás Rojo, acusándolos de secuestro y robo del vehículo.

Personal de la Segob habría pedido al gobierno de Sonora que retirara las órdenes de aprehensión que se mantuvieron congeladas en los últimos meses.

El asesinato de Delgado Romo y la detención de Mario Luna coinciden también con el desencuentro de Guillermo Padrés con el gobierno federal, que motivó una respuesta airada de la Presidencia de la República, apenas el martes pasado, en relación con el impacto ambiental generado por Grupo México en tres ríos de Sonora.

De hecho, esta tarde, la Segob informó que la reunión que sostendría el titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong con Guillermo Padrés, el día de mañana, quedó cancelada, aunque no se expusieron los motivos.

No obstante, Apro pudo confirmar que personal de Gobernación adscrito a la subsecretaría de Derechos Humanos y colaboradores del subsecretario de Gobierno de la dependencia, Luis Enrique Miranda Nava, se trasladaron a Sonora para revisar el caso de Mario Luna.

Comentarios