Propone AMLO que el nuevo aeropuerto se construya en Tizayuca, Hidalgo

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Andrés Manuel López Obrador propuso que el gobierno de Enrique Peña Nieto construya el nuevo aeropuerto internacional en Tizayuca, Hidalgo, porque en un municipio con menos población y mayor espacio para el desarrollo urbano, en vez de edificarlo en Texcoco, Estado de México.

Durante su gira por el Estado de México, el presidente del Consejo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) planteó que es inconveniente que se construya una nueva zona aérea en Texcoco, ya que se encuentra “sobrepoblado, no hay suficiente agua, ni servicios públicos.

Sostuvo que si el gobierno federal se empecina en la edificación del nuevo aeropuerto en Texcoco sería como “seguir fomentando el desequilibrio ecológico y el gigantismo urbano”.

En su cuenta de Facebook, López Obrador lanzó tres preguntas en torno a quienes quieren la construcción del aeropuerto ¿Acaso sólo se piensa en el negocio, el lucro y no en la sustentabilidad y en el interés público? ¿A tanto llega la codicia de contratistas, traficantes de Influencias y políticos corruptos?

Recordó que el pasado 3 de septiembre, dos arquitectos famosos Servando Romero Havaux y Foster Partners, una maqueta espectacular, el gobierno de  Peña Nieto anunció la construcción de un nuevo aeropuerto con financiamiento público, cuyo presupuesto se estima en 160 mil millones de pesos.

Detalló que el gobierno federal señala que para evitar invasión del espacio aéreo en 2019, una vez terminada la primera etapa del nuevo aeropuerto, con la construcción de dos pistas, se cerrará el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y proponen dedicar ese terreno –alrededor de 800 hectáreas— a un plan inmobiliario, a “un nuevo Santa Fe”, como se pretendía llevar a cabo en el gobierno de Vicente Fox Quesada.

Expuso que para mejorar las instalaciones del aeropuerto actual, en los últimos años, se han destinado miles de millones de pesos del presupuesto público, además hace alrededor de 6 años se inauguró la Terminal 2, y con posterioridad se ha seguido invirtiendo en diversas obras.

“Inclusive, ahora mismo se está ampliando el hangar presidencial con un costo de mil millones de pesos para que guarden el nuevo y lujoso avión de 7 mil 500 millones de pesos, del pequeño faraón acomplejado de Peña Nieto. De modo que toda esta inversión pública se echaría por la borda”, señaló.

Celebró la postura de la presidenta municipal de Texcoco, Delfina Gómez Álvarez, quien demanda información sobre los estudios de impacto ambiental que probablemente no se tienen o si existen están hechos “por encargo”. Manifestó que “Ojalá y esa misma postura la asuman otras autoridades, incluido el Gobierno del Distrito Federal”.

 

Comentarios