Israel llama “criminales” a reservistas que se oponen a la persecusión política en Palestina

MÉXICO, D.F. (apro).- El ministro de la Defensa de Israel, Moshe Ya’alon, calificó de “criminales” a los 43 “refuseniks” (reservistas de la unidad de elite de inteligencia) que el pasado viernes 12 publicaron una carta abierta en la que manifestaron su negativa a servir en los territorios palestinos ocupados.

En su carta, oficiales, veteranos y miembros de la Unidad 8200 argumentaron que el gobierno israelí espía a “residentes inocentes” para dividir a la sociedad palestina y utiliza la información como herramienta de “persecución política”.

Destacaron que dicha unidad obliga a los palestinos a convertirse en informantes, bajo la amenaza de difundir información sobre su persona, como su orientación sexual, casos de adulterio, problemas financieros o enfermedades.

De acuerdo con los reservistas inconformes, los miembros de la unidad tienen como consigna guardar todos los detalles “dañosos” sobre los palestinos, aun cuando éstos sean civiles. En ciertas ocasiones, apuntaron, la información ni siquiera queda en el sistema de seguridad, pero se transfiere de manera directa a actores políticos.

Además, los datos son manipulados con discrecionalidad por el ejército israelí, y en muchos casos, subrayaron, la información impide a los (palestinos) recibir un juicio imparcial en los tribunales militares, ya que las pruebas contra ellos no son reveladas.

“Es nuestro deber moral actuar. No podemos seguir sirviendo este sistema con buena conciencia, negando los derechos de millones de personas”, se lee en la carta.

“Trabajo sagrado”

Si bien al publicar la carta los reservistas se protegieron al contratar un prestigioso abogado, como lo reportó The Guardian el pasado viernes 12, Ya’alon los amenazó de perseguirlos con sanciones criminales.

El escrito, según el ultraderechista, representa “una tentativa obscena y estúpida de apoyar a la campaña mundial de deslegitimación contra el Estado y el ejército de Israel”.

Y aseguró que la motivación de los reservistas es motivada por razones políticas y no morales. “Nuestros oficiales y soldados realizan un trabajo sagrado que salva muchas vidas y merece nuestra gratitud”, vociferó.

En respuesta, la Unidad 8200 publicó otra carta, con la firma de 150 de sus integrantes, en la que critican la conducta de sus compañeros.

Ayer, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó el contenido de la primera carta como “difamaciones infundadas” y declaró que el ejército de su país “es el más moral en el mundo”, frase que repitió incansablemente durante los bombardeos en Gaza.

Human Rights Watch denunció esos ataques como “crímenes de guerra”, debido a que 70% de los más de 2 mil 127 palestinos que perdieron la vida eran civiles, según las propias cifras del ejército israelí.

Comentarios

Load More