Obispo de Aguascalientes llama “invertidos” a homosexuales

MÉXICO, D.F., (apro).- El obispo de la diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre, llamó “invertidos” a los homosexuales y exigió a los diputados locales que en lugar de analizar “iniciativas guajiras” busquen erradicar la pobreza y “superar” la educación.

La declaración del religioso se dio luego de que el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Jorge Varona Rodríguez, anunció que en esta semana se definirá la fecha para realizar un periodo extraordinario de sesiones en el que podría dictaminarse la reforma al Código Civil del estado para legalizar las uniones entre personas del mismo sexo.

En rueda de prensa, en la que descalificó a los homosexuales, el obispo advirtió a los periodistas que estará atento para ver qué escriben y de qué lado están.

“Mañana voy a leer los periódicos y voy a estar atento para ver qué escriben y para ver de qué parte están; si están de parte de la razón o están de parte precisamente de los invertidos. Ese es el problema: invertir valores. Hay una filosofía perversa abajo de destruir y volver a construir, pero al revés”, subrayó.

No quedó ahí el asunto, e hizo un llamado a los diputados locales: “Mejor deberían erradicar la pobreza y no con iniciativas guajiras, electorales, temporales, voluntarias”.

Lo importante, agregó, es “superar precisamente la educación, que sea de calidad y sea para todos, y la reconciliación del pueblo mexicano. Debe haber una reconciliación para todos”, apuntó De la Torre.

En mayo pasado, el obispo de la Diócesis de Aguascalientes sostuvo que los homosexuales “no tienen derecho” al matrimonio, y legislar a favor de ellos “es injusto y antinatural”, dijo.

También en esa ocasión exhortó a los legisladores a votar contra una iniciativa que apruebe este tipo de uniones, pues todo aquel político que se jacte de ser católico –apuntó– debe estar en contra de las bodas entre personas del mismo sexo.

“Ni un paso adelante en legislación a favor de las bodas de los homosexuales, y eso no es discriminación, simplemente no tienen derecho, no hay derecho a abortar, no hay derecho a la eutanasia, no hay derecho a las bodas homosexuales, son contra la naturaleza y además no reportan ningún bien social a la comunidad, las leyes son para beneficio de la sociedad”, manifestó entonces.

Antes, en 2013, De la Torre tronó contra la 61 Legislatura de Aguascalientes, que en comisiones aprobó una iniciativa de protección a la vida desde la concepción, y llamó bueyes y gusanos perversos a los diputados.

En julio de ese año las Comisiones Unidas de Gobernación, Puntos Constitucionales y de la Familia avalaron un dictamen para reformar el artículo 2 de la Constitución local, que quedó así: “El estado de Aguascalientes reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo ser humano desde el momento de la concepción, salvo las exclusiones que establece la normatividad penal”.

En respuesta, el obispo dijo que con las modificaciones se puede “hacer manipulación in vitro, es decir, sinvergüenzadas. Hablan de salud reproductiva y se refieren a que las niñas y las señoritas puedan tomar la píldora del día siguiente y utilizar el DIU (dispositivo intrauterino) como otras cosas. Ahí se ve la mano de un gusano perverso”, lanzó.

Comentarios