Cambios en el IPN buscan formar “técnicos” y no ingenieros, acusan inconformes

MÉXICO, D.F. (apro).- Las modificaciones al Reglamento Interno del Instituto Politécnico Nacional (IPN), según estudiantes y profesores, desalientan la investigación científica, reduce la formación de los alumnos a un nivel técnico –no profesional–, beneficia a la iniciativa privada, afecta los derechos de la comunidad politécnica, incluso los del Consejo Consultivo General, y da mayores facultades potenciales a la dirección general.

De acuerdo con el “Posicionamiento de la comunidad politécnica ante el anteproyecto de reglamento interno del IPN”, que integrantes de la comunidad politécnica enviaron a Yoloxóchitl Bustamante, directora general del IPN, en los cambios al documento que rige a la institución no se prevé “la docencia”, sólo “la educación”; omite funciones sustantivas como la investigación científica y el intercambio y difusión del conocimiento, además de que se suprime a los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyt).

En el documento de 14 cuartillas, difundido en Internet, estudiantes y académicos señalan su preocupación por los cambios, pues el proyecto elimina “la formación integral en el carácter científico y tecnológico, así como su propósito, esto es, la búsqueda de solución de problemas vinculados con el desarrollo de la nación”.

Tras la revisión detallada por capítulos y artículos, destacan la desaparición de la noción de Plan de Estudios. “Esto impacta en su definición, características, el contenido, su estructura, integración, el carácter científico de los mismos y su modificación en criterios de evaluación”. En cambio, subrayan, “se agrega la noción de modalidades educativas pertinentes, así como la flexibilidad y pertenencia en los programas académicos”.

Además, distinguen que en el nuevo documento se elimina la participación de la academia en la asignación de funciones académicas al docente y los criterios para el ingreso de personal académico. Acentúan que se incorpora la noción de la evaluación de la calidad educativa del docente, pero “se elimina la responsabilidad académica del instituto por ofrecer o impulsar programas de formación a nuevos profesores e investigadores”.

Incluso, enfatizan que no están claros los criterios para la asignación de becas y estímulos ni para la evaluación en general de los profesores.

Entre las observaciones de los politécnicos también marcan la eliminación de los medios didácticos y tecnológicos de apoyo a la docencia. Y peor aún, dicen, se sustituye el carácter de “obligación” por el de “promoción” de desarrollo tecnológico por parte del IPN, además de que omite entre sus objetivos “la conservación y uso sustentable de los recursos naturales de la Nación”.

También cuestionan que con la introducción del concepto “cultura empresarial” en los proyectos del instituto con lo que “se privilegia al sector privado por encima del sector público”.

Luego enfatizan la eliminación del artículo 50, referente al apoyo y estímulo a la investigación, y el 61 que plantea que los programas deben estar orientados a “mejorar la calidad de los sectores productivos del país”.

Según el análisis, el anteproyecto del Reglamento adiciona a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para hacer el reconocimiento oficial de estudios. “Esto le da una injerencia directa al gobierno federal en la vida académica del instituto”, consideran.

Quitan derechos a estudiantes

Sobre la situación de los estudiantes, el documento omite la explicación de los diversos criterios para que un alumno pueda recursar unidades de aprendizaje y cuando pierde su calidad de alumno en la modalidad escolarizada.

Además, ordena la “baja del programa académico” a alumnos que adeuden “una o más unidades de aprendizaje” por dos periodos escolares posteriores al que cursó por primera ocasión; elimina el artículo que planteaba la opción de “baja temporal”, y el correspondiente a la asignación de becas y los criterios.

La modificación al reglamento ya no estipula los servicios a los que tienen derecho los alumnos, tales como a la salud. “Estos ya no se garantizan, quedan sujetos a políticas y lineamientos”, subrayan en el análisis.

De acuerdo con las observaciones, se elimina el reconocimiento de las asociaciones estudiantiles y el derecho de los estudiantes a ejercer su defensa, y con ello se “lesiona fuertemente los derechos de libertad de expresión política”.

A propósito de las modificaciones relacionadas con las facultades del director del IPN, critican en el análisis, “se le faculta para desaparecer coordinaciones generales y para expedir reglamentos y acuerdos sin la opinión previa del Consejo General Consultivo” y le da autoridad para controlar lo que se publique en la Gaceta Politécnica.
Incluso, le da opción de resolver “todo lo no previsto en el reglamento”.

De hecho, para ser director, subdirector o jefe de sección se elimina el requisito de ser egresado del IPN o profesor de tiempo completo.

El documento señala que con la creación de las llamadas Unidades de Apoyo a la Investigación, al Desarrollo y al Fomento Tecnológico y Empresarial “se avanza en la privatización de la investigación realizada en el instituto, ya que coloca a la investigación como una pieza dentro del fomento empresarial”.

Y alertan: “Esto es preocupante porque de la investigación científica producida en el IPN se beneficiará el sector empresarial. Esto violenta la Ley Orgánica, porque ahora a través de un nuevo reglamento se le cedería al sector empresarial investigación financiada desde el Estado”.

También destacan que el nuevo reglamento añade la posibilidad de otorgar permisos a particulares para el “uso, aprovechamiento o explotación temporal de espacios físicos”.

Por estas observaciones, miles de estudiantes y profesores salieron este jueves a las calles de la Ciudad de México y alzaron sus pancartas con leyendas como: “Derogación del Plan de Estudios”, “ESIA Zacatenco en pie de lucha”, “UPIICSA no claudica”, “No a la desmantelación del IPN”, “Soy politécnico por convicción”, “Maestro también te afecta”, “Aprendo para ser ingeniero”, “Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno”.

En la marcha se vieron banderas rojas con el escudo del Politécnico al centro.

Comentarios

Load More