Cae “La Morsa”, uno de los operadores más cercanos a “La Tuta”

MÉXICO, D.F., (apro).- Efectivos del Ejército mexicano detuvieron a Pablo Magaña Serrato “La Morsa” en la comunidad de Lagunillas, municipio de la Unión, Guerrero, a 25 kilómetros de Zihuatanejo.

“La Morsa” no es cualquier delincuente, se trata de una de las personas más cercanas a Servando Gómez Martínez “La Tuta”, líder de los Caballeros Templarios y prófugo de la justicia. La Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía 3 millones de pesos por su cabeza.

La tarde del pasado martes 30 de septiembre, elementos del Ejército detuvieron a 12 personas en la comunidad de Lagunillas, perteneciente al municipio de La Unión, Guerrero, quiénes se hacían pasar por grupos de autodefensas de ese poblado colindante con el estado de Michoacán, mientras circulaban en vehículos particulares y fuertemente armados.

Tras ser investigados, los militares lograron obtener los nombres reales de los detenidos, por lo que uno de ellos confesó su identidad y dijo llamarse Pablo Magaña Serrato, apodado La Morsa.

Ante ello, y al consultar su base de datos, los uniformados dieron parte a las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR), donde fueron puestos a disposición, para después ser trasladados a la ciudad de México, donde se definirá su situación jurídica.
La Morsa iba acompañado de al menos 12 escoltas fuertemente armados, que también fueron detenidas también por las fuerzas federales.

Historia criminal

En 2010, la entonces Secretaría de Seguridad Pública federal reportó que Magaña tenía una fuerte “influencia” en el gremio de transportistas de Michoacán, y que, aprovechándose de esa situación, organizaba manifestaciones y bloqueos contra la Policía Federal y el Ejército con la intención de que abandonaran sus tareas de seguridad.

Según su ficha criminal, La Morsa era uno de los principales operadores de los templarios en el de trasiego de drogas, contrabando, secuestros, extorsión, homicidio, asaltos bancarios, bloqueo de carreteras, ataques a policías federales, y robo de vehículos.

Su principal centro de operaciones fue la ciudad de Zitácuaro, donde fue también fungió como jefe de plaza hasta 2010; salió un tiempo de esa región del oriente michoacano tras la conformación y/o cambio de nombre de Familia Michoacana a Caballeros Templarios y luego regresó a retomar el control.

De acuerdo con datos de la extinta SSP, ascendió en la estructura criminal tras la captura de José Hilario López, Don Gato, en el Distrito Federal, en abril de 2010.

Se sabe que él fue el que ordenó el primer ataque al destacamento de la Policía Federal en Zitácuaro, en junio del 2009 y que el 16 de noviembre de ese mismo año ordenó el asesinato de seis agentes federales y un civil.

Además, se le acusa de planear y participar directamente en la emboscada contra agentes federales, perpetrada sobre el kilómetro 174 de la carretera Morelia-Toluca; así como en la emboscada donde murieron 12 elementos de la policía federal, y 17 más resultaron heridos, el 14 de junio del 2010, en Zitácuaro.

“La Morsa” también dirigió y participó en los enfrentamientos del 8 y 9 de diciembre del 2010 en Michoacán, donde bloquearon carreteras, incendiaron vehículos, gasolineras y saquearon cajeros automáticos.

Uno de los actos más violentos ordenados por Magaña Serrato fue el ataque a un convoy de la Policía Federal a la altura del municipio de Zitácuaro, sobre la autopista Morelia-Toluca, en el que murieron al menos 12 elementos y 17 más resultaban lesionados.

Comentarios

Load More