Gobernador de Guerrero ordena a burócratas sumarse a la búsqueda de normalistas

CHILPANCINGO. Gro., (apro).- El gobernador Ángel Aguirre Rivero ordenó a burócratas del estado sumarse a las labores de búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa que siguen desparecidos tras un ataque armado realizado por policías municipales y sicarios en contra de estudiantes, futbolistas y civiles.

Desde las 07:00 horas, al menos mil 600 trabajadores del sector central del gobierno cuya labor específicamente es de oficina, se congregaron en diferentes puntos de la capital guerrerense y partieron en automóviles oficiales y particulares rumbo a la ciudad de Iguala en medio de un ambiente de desconcierto.

Lo anterior, debido a que recibieron la orden de sus jefes de trasladarse a esa ciudad colapsada por la narcoviolencia con el propósito de buscar a los normalistas, “mediante el recorrido de calles y preguntar casa por casa”, dijo un trabajador consultado por Apro.

La acción ordenada por el gobernador Aguirre fue calificada por algunos empleados como una media “improvisada y desesperada” del mandatario que pone en riesgo la integridad de los burócratas frente a la grave crisis de inseguridad y violencia que padece la entidad, donde territorios completos son controlados por la delincuencia bajo el manto protector de las autoridades de los tres niveles.

Criticaron el hecho de que las autoridades desvíen de sus funciones a decenas de policías estatales y ministeriales, quienes en lugar de enfocarse en prevenir e investigar los delitos, se desempeñan como escoltas de políticos y sus familiares, así como de empresarios y dirigentes sociales.

Al respecto, el vocero de la administración de Aguirre, José Villanueva, informó que “el ejército” enviado esta mañana a Iguala y la ciudad de Taxco está conformado por personal de confianza de primer y segundo nivel, así como trabajadores de base de todas las secretarías y organismos públicos descentralizados que “de manera libre” decidieron sumarse a esta actividad calificada como “solidaria, voluntaria y humanitaria”.

Explicó que el sector central del gobierno estatal suspendió actividades este jueves para enfocarse exclusivamente en buscar a los 43 normalistas de Ayotzinapa que siguen desaparecidos desde hace cinco días.

El funcionario dijo que el gobierno federal, a través del Ejército y la Marina, realizan labores de inteligencia en Iguala y Taxco enfocadas en detectar a la estructura de la banda denominada Guerreros Unidos, grupo delincuencial afincado en la zona norte que opera impunemente en esta franja de la entidad.
La acción ocurre luego de que ayer, el gobernador anunció que existe una orden de localización y presentación girada por la Procuraduría local en contra del ahora alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y el director de Seguridad Pública municipal, Felipe Flores Velázquez, para que declaren sobre los hechos relacionados con el ataque armado realizado por policías municipales y sicarios en contra de normalistas y civiles que dejó un saldo de seis muertos y 20 heridos.

También ofreció una recompensa de un millón de pesos para quien proporcione información que permita encontrar a 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa que permanecen desparecidos desde hace cuatro días, luego de que policías municipales de Iguala los detuvieron y posteriormente los entregaron a la delincuencia.

Comentarios

Load More