Exigen en Londres presentación con vida de normalistas de Guerrero

MEXICO, D.F. (apro).- Activistas del movimiento zapatista radicados en Londres se manifestaron frente a la embajada de México en la capital del Reino Unido para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, el viernes 26 de septiembre.

Los inconformes también cuestionaron el ofrecimiento del presidente Enrique Peña Nieto ante Naciones Unidas (ONU) para participar en misiones de paz.

Los manifestantes entregaron una carta al embajador Diego Gómez Pickering para que comunique a Peña Nieto su preocupación por los ataques contra los normalistas de Guerrero, que dejaron seis muertos y más de 20 lesionados, así como por el incumplimiento de los tratados internacionales en materia de derechos humanos firmados por México.

“El gobierno para el que usted trabaja ha desestimado las desapariciones hablando de ‘personas no localizadas’; ha revictimizado a las familias y ha hecho esfuerzos insuficientes por cumplir con las obligaciones internacionales que ha adquirido en materia de desaparición forzada”, reclamaron en la misiva, en la que advirtieron que Peña Nieto se
ha negado a recibir a madres de Ciudad Juárez, Chihuahua, que se encuentran en huelga de hambre desde hace días.

Luego de señalar que la primera desaparición forzada registrada en México ocurrió en 1969, precisamente en el estado de Guerrero, los activistas aseguraron que desde entonces “más de 600 personas han sido desaparecidas por motivos políticos”.

También condenaron que “en cada sexenio se han cometido nuevas desapariciones; y cada sexenio ha garantizado la impunidad a los anteriores. Dicha impunidad ha permitido que en la actualidad más de 20 mil personas se encuentren desaparecidas en México, según cifras oficiales”.

En el contexto del 46 aniversario de la matanza de Tlatelolco, los activistas recordaron que los hechos quedaron sin castigo, y consideraron que “la omisión del Estado en la impartición de justicia y su rol activo en la criminalización de la protesta impiden que México pueda garantizar el ejercicio de los derechos de sus ciudadanos, y perpetúa, con ello, la impunidad”.

Además, advirtieron que “es paradójico que ante este contexto México aspire a participar en misiones de paz, como recientemente anunció Enrique Peña Nieto. ¿Cómo puede participar en misiones de paz cuando dentro del país se atenta contra ella, se violan los derechos humanos y se garantiza la impunidad?”.

Al describir en qué condiciones fue localizado Julio César Mondragón, uno de los normalistas atacado –-“con signos de tortura y con el rostro desollado (…) los ojos le fueron arrancados de manera brutal”—, los manifestantes rememoraron que en octubre de 1968, siendo embajador de la India el escritor Octavio Paz, el poeta renunció a su cargo para protestar por los terribles acontecimientos en la plaza de las Tres Culturas, y preguntaron a Gómez Pickering: “¿Qué va a hacer ante la impunidad de más de 46 años de la matanza del 2 de octubre y ante la impunidad que predomina en nuestro país?”.

Asumiendo que el embajador mexicano en Gran Bretaña no renunciara por “ser congruente con esta política de impunidad”, los miembros de organizaciones civiles exigieron al diplomático que comunique a Peña Nieto su exigencia de justicia “por las seis personas asesinadas”, caso al que darán seguimiento, así como por “la presentación inmediata con vida de los 43 estudiantes desaparecidos. Cada día que pasa sin que estos delitos sean juzgados y castigados, sin que se presente a los desaparecidos, el Estado mexicano está violando los tratados internacionales que se ha comprometido a respetar”.

La carta fue firmada por la Red de Solidaridad Zapatista del Reino Unido, integrada por el Colectivo de Aprendizaje y Enseñanza Zapatista Reino Unido, Colectivo Zapatista de Manchester; Grupo Solidaridad con México de Londres, Grupo Solidaridad con los Zapatistas de Essex; Servicio de Traducción Zapatista, los grupos de Solidaridad con Chiapas de Dosert y Edimburgo, Kiptik y Yosoy132 de Londres.

Comentarios

Load More