Música del chileno Farías en homenaje a Octavio Paz

Este 6 de octubre a las 19 horas se estrenará en  la Sala de Usos Múltiples del Centro Cultural Tijuana la obra Homenaje a Octavio Paz, de Javier Farías, compositor chileno radicado en Washington, D. C.

La pieza forma parte de su proyecto “Seis miradas por América Latina”, consistente en escribir música dedicada a los poetas latinoamericanos que han obtenido el Premio Nobel de Literatura: Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y el propio Paz, con quien Farías decidió comenzar.

Como la pieza está dedicada al guitarrista mexicano Roberto Limón y al Cuarteto Latinoamericano, ellos serán los intérpretes. Y es que el año pasado Farías escuchó a Limón durante un recital en el Instituto Cultural Mexicano en Washington, invitándolo a su ambicioso proyecto.

Limón habla a Proceso desde San Diego, California, Estados Unidos, donde reside:

“Farías es un compositor ampliamente conocido en el medio musical sudamericano, y también lo es para el Cuarteto Latinoamericano, con quien ha colaborado.”

Roberto Limón forma parte de un grupo reducido de guitarristas que representa a México en los foros internacionales. Es concertista del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), posición que obtuvo por concurso en 1989. Su interés por la música contemporánea lo ha llevado a grabar los cuatro conciertos para guitarra de Meyer Kupferman con las sinfónicas de la Republica Checa y de Lituania, así como con la de Baja California, de la que fue solista en residencia por más de 10 años, y con la que alcanzó una nominación al Grammy Latino en el 2001 por la grabación Tango mata danzón, que incluye 5 obras para guitarra y orquesta. Fue invitado por el guitarrista español Ángel Romero para tocar el Concierto Andaluz acompañados por la Filarmónica de Seúl, en Corea. Actualmente prepara un catálogo de un centenar de composiciones dedicadas a él por autores de América y Europa.

A su vez, Farías, vía correo-electrónico, comentó:

“La guitarra aparece como instrumento principal en todas las obras a componer por dos razones fundamentales: es el instrumento con el cual me identifico y con el cual me he desarrollado principalmente como compositor.   La guitarra es, además en esencia, el instrumento que naturalmente representa nuestra tradición musical latinoamericana, ya sea como instrumento acompañante en música popular, folclórica o en la música escrita.”

Saúl Bitrán, primer violín del Cuarteto Latinoamericano (fundado en México en 1982), también envió unas líneas por internet:

“Estamos sumamente complacidos de poder participar en Seis miradas por América Latina. Como bien es sabido, la misión del Cuarteto siempre ha sido fomentar la creación musical y artística en nuestro continente, y esta oportunidad nos permite lograr un soñado maridaje entre lo mejor de nuestra literatura y la música de un compositor a quien siempre hemos admirado.”

El Cuarteto Latinoamericano, formado por los hermanos Bitrán: Saúl (primer violín), Arón (segundo violín), Álvaro (cello) y Javier Montiel (viola), es desde hace varias décadas un parteaguas en la música de cámara no sólo en México sino en toda América Latina. Tiene actualmente una intensa agenda de recitales y conciertos por el mundo entero. Elogiado por la crítica internacional, el grupo fue seleccionado al Grammy Latino en el 2012 por su álbum Brasileiro con música de Francisco Mignone. Ha sido invitado por el compositor Leo Brouwer para participar en su Festival de Música de Cámara en la Habana en octubre próximo.

Farías definió su composición así:

“Traté de representar aquí tres ideas fundamentales de la obra de Paz: su interés por la historia naciente de su país, su enorme legado como poeta, y su interés por las culturas orientales. La obra tiene tres movimientos y cada uno representa estas ideas que menciono… Lo que me atrae principalmente de su obra es la magnitud y lo diverso de su trabajo. Como antropólogo, historiador, ensayista o poeta, su visión del mundo supone una vastedad que captura inmediatamente al lector. Desde la perspectiva de un compositor, lo que he hecho es buscar ciertos elementos en su obra que me permitan dar con ese chispazo necesario para  iniciar el proceso compositivo. Entonces me voy relacionando de una manera mucho más estrecha con el autor, sintiéndome capaz de seguir desarrollando y centrarme en lo que su poesía, ensayos o ideas me insinúan.”

Todas las obras se grabarán en diferentes estudios en las distintas ciudades, según se vayan desarrollando los eventos.   

Comentarios

Hizo estudios de filosofía en la UNAM donde ha impartido clases. Reportero de las Secciones Culturales de Excélsior (entre 1967 y 1976) y de Proceso de la cual es editor.

Load More