Bejarano nunca entregó pruebas contra edil de Iguala: Murillo Karam

MÉXICO, D.F. (apro).- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, admitió que René Bejarano le dijo que tenía pruebas contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, sobre el asesinato del militante perredista Arturo Hernández Cardona, pero aclaró que nunca se las entregó.

Luego de que el perredista aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR) no quiso atraer las investigaciones del crimen “por motivos políticos”, Murillo Karam precisó que el dirigente de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) quedó de entregarle pruebas de la ejecución ocurrida el 3 de junio de 2013, pero pasó un “tiempo largo” y no regresó.

En entrevista con Radio Fórmula, el funcionario federal sostuvo que tiempo después preguntó a Bejarano sobre las acusaciones contra el alcalde de Iguala, pero le respondió que ya se había encargado del asunto y que la averiguación la tenía la Procuraduría General de Justicia de Guerrero.

El pasado sábado 4, el perredista dio a conocer que en dos reuniones por separado con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el procurador Jesús Murillo Karam, les dijo que había tres testigos que presenciaron la ejecución de Hernández Cardona a manos del presidente municipal de Iguala, actualmente prófugo de la justicia.

“Tuve oportunidad de hablar con el procurador en persona. Le dije lo que me habían dicho los sobrevivientes, porque hubo tres testigos de esa masacre. Me narraron lo que vivieron, las torturas y la manera en que murió Arturo. Nicolás Mendoza Villa dijo: ‘Me atrevo a declarar porque no confío en las autoridades locales’, y la PGR no quiso atraer las investigaciones por motivos políticos”, aseguró Bejarano.

Añadió: “Me vi con Osorio Chong y le pedí que iniciara el juicio de procedencia. Nicolás dijo que cuando ejecutaron a Arturo, llegó el director de la Policía de Iguala y el presidente José Luis Abarca y le dijo: ‘Me voy a dar el gusto de matarte, qué tanto me estás chingando con los fertilizantes’. Y ahí lo mató”.

Sobre los hechos ocurridos en Iguala el pasado 26 de septiembre –cuando policías municipales y sicarios asesinaron a tres estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y desaparecieron a 43–, Murillo Karam señaló que se está investigando “absolutamente todo”.

“Es un caso que es indignante. No podemos permitir que se repita una cosa similar. Llegaremos hasta donde tendremos que llegar”, afirmó.

El procurador también habló del caso Tlatlaya, Estado de México, donde el 30 de junio pasado elementos del Ejército mataron a 22 personas, y dijo: “A mi gusto, lo de Tlatlaya es homicidio”.

Subrayó que la PGR investiga a tres de los militares que participaron en el enfrentamiento, mientras el Ejército investiga a otros ocho detenidos el 25 de septiembre.

También informó que la mujer identificada como Julia en el reportaje de la revista Esquire, y quien es madre de Karla, la joven que murió en el enfrentamiento, declaró ayer ante la PGR.

Detalló que es la segunda ocasión que Julia rinde declaración ante esa dependencia, y sus dichos, apuntó, no tienen nada qué ver con lo que dice en la revista y tiene “variaciones muy importantes”.

No obstante, admitió que en casos como ese hay muchas confusiones y que es normal que las declaraciones varíen.

Comentarios

Load More