Cadenas, ¿nuevas?

Tres cadenas más en televisión abierta aparecerán como efecto de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión aprobada en 2013.

Los reglamentos publicados en 2014 señalan, entre otros elementos, la necesidad de abrir a la competencia radio y televisión; ésta última ha operado como dominante desde 1972 en que nace Televisa. En secuencia con las políticas gubernamentales en operación lo público obtiene una tercera parte, ya que las otras dos serán privadas.

Es decir, pese a una nueva cadena estatal, la proporción 70-30%  entre emisoras comerciales (antes concesiones) y no lucrativas (antes permisionadas) seguirá manteniéndose.

Para las cadenas mercantiles se han ido perfilando varios grupos, aunque conforme pasa el tiempo y se delimitan costos y previsiones, al parecer algunos se saldrán de la puja. Otros tendrán que ser eliminados, si el IFETEL hace bien su trabajo, por los vínculos que tienen con actores que han sido declarados dominantes.

Uno de los canales que podría encabezar la licitación es EFEKTO-TV. Tiene su asiento en cable e inició operaciones el mes de abril de 2009 y poco tiempo después agregó a Guerrero y Puebla. Estos dos no tuvieron éxito y cerraron.  El dueño de la concesión es Alejandro Puente, a la vez presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Cable. A través de dicha asociación se ligó a Televisa en su campaña en contra de Carlos Slim.

El Universal buscó también obtener un canal televisivo, por lo cual hizo un convenio con EFEKTO TV: le renta un edificio con el fin de compartir los estudios. Y a la vez, firmó acuerdo con Slim para operar sitios regionales bajo la marca UN1ÓN. Se dijo que Ealy Ortiz consideró invertir en señal abierta, aunque no parece tener los fondos suficientes, pues se requieren de inicio 830 millones de dólares para insertarse en la subasta de una cadena nacional de 123 frecuencias. Si bien tiene los contenidos informativos que crea día a día en el periódico (y la experiencia de EFEKTO TV en el caso de que Puente aceptara), sus competidores se impondrían para evitar su sobrevivencia.

El canal de cable de Alejandro Puente, según fuentes de prensa en internet, hizo alianza con el Núcleo Radio Mil; difunde su señal en 370 ciudades de Estados Unidos y en 12 países de América Latina. Además, el empresario participa como funcionario en la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Pese a que produce la parte informativa de su programación con noticiarios de corte sobrio, sin que los lectores editorialicen la nota, no dejan de difundir cotidianamente los boletines oficiales y destacar los dichos del gobierno.

Aunque no debe descartarse del todo, si EFEKTO TV solicita la cadena se tendrá que enfrentar con los mayores: Grupo Imagen de Olegario Vázquez Raña, Grupo Multimedios del norte del país, vinculado a Televisa, y Multivisión que puede ir en sociedad con Carlos Slim. Se habla también de algún gran consorcio radiofónico: Radiorama, Radiocentro o Radio Fórmula.  Y de extranjeros como Telemundo.

De ser algunos de éstos los elegidos, habrá que preguntarse: ¿nuevas cadenas? ¿O lo mismo con otro nombre?   

Comentarios

Load More