Martín Esparza anuncia el fin del conflicto del SME

MÉXICO, D.F. (apro).- Martín Esparza Flores, reconocido por el gobierno federal como único interlocutor válido para dirimir los asuntos del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) anunció el fin del conflicto iniciado hace cinco años, con la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LFC) decretada por el entonces presidente Felipe Calderón.

Según el dirigente sindical, los trabajadores que no aceptaron liquidación, unos 16 mil de los 65 mil que integran el SME, serán recontratados, aunque no en la Comisión Federal de Electricidad.

El anuncio lo hizo luego de sostener una reunión con el subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Enrique Miranda.

En entrevista, Esparza dijo que se entró “en la última etapa” para poner fin a las movilizaciones del SME.

“Hoy ya hemos hecho varios análisis jurídicos, administrativos, financieros, y prácticamente ya se le hizo una presentación en días pasados a los secretarios de Estado, hoy ya nada más se formaliza con la Secretaría de Gobernación la ruta que empieza la próxima semana, una serie de reuniones con secretarios de estado con áreas específicas que nos permita poner fin a este conflicto que ya cumplió cinco años”, dijo Esparza.

Omitió dar detalles de si la recontratación incluye a los 16 mil extrabajadores que están con él, en qué empresas y los términos de la contratación pero adelantó que “no será directamente” con la CFE.

Se limitó a decir que la próxima semana se darán detalles de la forma en que se harán las contrataciones, a través de empresas con inversión pública y privada, a través de un contrato colectivo de trabajo con el SME.

Esparza Flores deslindó al sindicato de los actos de violencia registrados el martes pasado en las instalaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) por parte de extrabajadores de LFC a quienes desconoció como miembros del SME.

Los alrededor de 500 extrabajadores que se manifestaron el martes pasado en la STPS con la misma demanda –recobrar su fuente de trabajo– eran afines al grupo del exsecretario General Jorge Sánchez.

A raíz de la extinción de LFC, el 11 de octubre de 2009, el SME, que hasta ese día había sido el sindicato más combatido sufrió una fractura. El gremio lo integran alrededor de 65 mil agremiados pero Esparza sólo reconoce a 16 mil que se negaron a liquidarse durante la administración de Felipe Calderón.

Comentarios

Load More