Agoniza “El Chino” Leyva en Cuernavaca; culpan a la burocracia

Desde el primer lunes de octubre agoniza en el Hospital General José G. Parra de Cuernavaca el director de La Trompada Teatro/Música y exintegrante del grupo Mascarones, Arturo El Chino Leyva, a causa de una embolia que lo mantiene inconsciente.

Según declaró su compañera la actriz y dramaturga Ileana Carreño Mendoza a Proceso, los médicos al cuidado del actor han manifestado que éste (“en coma inducido”) posee esperanzas de recuperación casi nulas, por lo cual ella redactó una carta al gobernador Graco Ramírez Abreu, inculpando a la burocracia cultural de Morelos.

La misiva de cuatro páginas fue entregada por Sofía Caccia, representante artística de La Trompada, en la oficina del mandatario el martes 14. El escrito empieza así:

“Por este medio quiero hacer de su conocimiento que el maestro Arturo Leyva, mi compañero de vida… activista político y cultural para la fundación del PRD en Morelos, sufrió un derrame cerebral fulminante el pasado lunes 6 de octubre, a causa de un gran disgusto ocasionado por la Sra. Raquel Garduño de la Secretaría de Cultura del Estado de Morelos.

“Desde el mes de abril del año en curso, la Secretaría de Cultura nos adeuda un pago de $42 400.00 pesos por concepto de cuatro funciones, como se establece en el contrato CPSP-REST-491-2014 (adjunto). Dichas funciones fueron acordadas por Manuel Zepeda –subsecretario de Cultura– como un apoyo para la organización del VI Encuentro Nacional de Teatro ‘El Moretón’ que año con año organizamos en Morelos. La Sra. Raquel Garduño le proporcionó incorrectamente a mi esposo los datos para llenar el recibo de honorarios por tres veces consecutivas. A su vez, le informó que debía volver a corregir el recibo y el pago tardaría un mes y medio o dos en salir…

“Esta noticia y el trato irresponsable ocasionó un enorme disgusto a mi esposo y a partir de ese momento empezó a sentirse mal… El miércoles 8 de octubre la señorita Sofía Caccia habló personalmente, en mi representación, con Cristina Faesler, secretaria de Cultura; Manuel Zepeda –subsecretario– y Héctor Amado López –director administrativo–… Ellos sólo accedieron a agilizar el trámite si la señorita Caccia presentaba el recibo de mi esposo corregido. Se les explicó la imposibilidad que yo tendría para cobrar el cheque a nombre de mi esposo, a lo que Cristina Faesler respondió condicionando aún más mi pago, diciendo a la señorita Caccia que aceptaría su documentación y factura a cambio de que ella firmara unos contratos antiguos (independientes a mi caso), los cuales la señorita Caccia se ha negado a firmar por las condiciones de trabajo ilegales e insultantes que estos contratos estipulan para los artistas de Morelos.”

La carta abunda en detalles sobre las presiones que dichos personajes han ejercido contra La Trompada y El Chino Leyva. Al final, exigen al gobernador perredista el cumplimiento del adeudo para solventar los gastos médicos del artista en agonía y “se ejerzan acciones para sancionar a los funcionarios mencionados”.

Conforme Sofía Caccia expresó a este semanario, “hemos comenzado a recopilar firmas de intelectuales y personajes del arte nacional para denunciar públicamente el terrible caso infligido al Chino Leyva y La Trompada, además de las irregularidades, la discriminación a creadores locales y los favoritismos insultantes que imperan en la burocracia cultural morelense desde que la violencia institucional de Graco Ramírez Abreu llegó al poder, violentando nuestros derechos humanos y laborales con descaro”.   

Comentarios

Load More