Miles en el país reclaman justicia para normalistas de Guerrero

MÉXICO, D.F. (apro).- Miles de personas, entre estudiantes, activistas e integrantes de colectivos, aparte de organizaciones populares y magisteriales, protestaron este día en las principales ciudades del país en reclamo de justicia para los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace casi un mes en Iguala, Guerrero.

En Jalisco, más de 5 mil estudiantes de la Universidad de Guadalajara marcharon esta mañana en protesta por el asesinato de Ricardo de Jesús Esparza Villegas, estudiante de la carrera de Mecatrónica del Centro Universitario de Los Altos (CU Altos), y por la desaparición de 43 alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, en el estado de Guerrero.

Los manifestantes fueron convocados por la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), quienes se movilizaron desde tres puntos diferentes de la ciudad de Guadalajara y también en Lagos de Moreno.

En la capital de Jalisco, los inconformes llevaron a cabo un mitin frente a la explanada de la universidad en donde, según la dirigencia de la FEU, se congregaron más de 15 mil manifestantes.

Uno de los contingentes estudiantiles marchó desde la glorieta de la Normal hacia la rectoría de la UdeG, ubicada en las confluencias de Enrique Díaz de León y Juárez.

Otro salió de la a Plaza de la Bandera y uno más de la zona de la Minerva hacia el edificio administrativo de la UdeG, lugar en donde los organizadores y autoridades universitarias demandaron el esclarecimiento del crimen de Ricardo de Jesús, ocurrido el pasado fin de semana, mientras asistía junto con otros compañeros a la celebración del Festival Internacional Cervantino (FIC), que se desarrolla en la ciudad de Guanajuato.

La dirigencia de la FEU, que encabeza Alberto Galarza, anunció que esa organización realizará una caravana que partirá hacia la ciudad de Guanajuato para exigir a las autoridades del vecino estado que se castigue a los responsables de la muerte de Esparza Villegas.

Y por primera vez en su historia de más de 180 años, alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanajuato cerraron las instalaciones de la institución, todos los accesos y suspendieron las actividades del edificio central, sede de la Rectoría General, al unirse al paro nacional por 48 horas convocado por la desaparición de normalistas de Ayotzinapa.

Poco antes de las siete de la mañana, las brigadas estudiantiles habían cerrado todos los accesos al edificio central, donde se ubica la Facultad de Derecho y la de Ciencias Políticas, así como la Rectoría General, salas y galerías de exposiciones, varias oficinas administrativas, el auditorio general, el salón del Consejo Universitario y dos salones más de conferencias, aparte del Cine-club.

Desde la noche anterior, personal del Cervantino retiró la mega pantalla colocada al pie de la escalinata del auditorio y suspendió la función de cine programada dentro del ciclo “El numen de William Shakespeare”.

En las puertas, los estudiantes colocaron pósteres con las fotografías de cada uno de los normalistas desaparecidos, mientras a lo largo de la mañana los jóvenes fueron concentrándose en la calle del Edificio central y en las escalinatas.

Los estudiantes enarbolaron cientos de pancartas en las que plasmaron mensajes como “Odio al gobierno con todo mi ser”, “Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo”, “Si el presente es la lucha, el futuro es nuestro”.

Además, un grupo de alumnas de Artes Escénicas representó un performance alusivo al asesinato de estudiantes, vestidas de negro y con manchas rojas en cara y cuerpo.

A través de su página oficial, la Rectoría de la Universidad publicó el siguiente mensaje:

“Como miembros de la comunidad universitaria guanajuatense reprobamos la forzada desaparición de 43 jóvenes estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, acontecimiento que deja al descubierto las graves deficiencias que experimenta la sociedad mexicana en materia de seguridad y respeto a los derechos humanos. Es imperativo que las autoridades competentes redoblen esfuerzos y que los lamentables hechos sean esclarecidos, determinando las responsabilidades legales e imponiendo las sanciones correspondientes.

“Desde la Universidad de Guanajuato nos solidarizamos con las familias de las personas desaparecidas… unimos nuestras voces a las de todas y todos aquellos que piden encontrarlos vivos”.

Por la tarde, la concentración estudiantil se convirtió en una gran valla humana a lo largo de la calle. Mientras tanto, en el edificio de la Dirección de Extensión Universitaria, el rector José Manuel Cabrera Sixto, en conferencia de prensa, ratificó su desacuerdo con el paro de 48 horas programado por los estudiantes.

Mitin en Colima

Con cartulinas y consignas, estudiantes y miembros de organizaciones sociales se sumaron, con una marcha y un mitin, a la jornada internacional de manifestaciones en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa.

El acto de protesta fue convocado por alumnos de la Escuela Superior de Filosofía de la Universidad de Colima, en el que participó un centenar de manifestantes con un recorrido desde la sede del Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima (Isenco) hasta el jardín Libertad, frente a la catedral y el palacio de gobierno.

A lo largo del recorrido, los estudiantes corearon consignas a favor de los normalistas guerrerenses, a la vez que algunos de los organizadores repartieron volantes entre los transeúntes.

Una vez en el jardín Libertad, una de las estudiantes convocantes leyó un pronunciamiento en el que se acusó al Estado mexicano de ser “omiso, incompetente y opaco” en su obligación de esclarecer los hechos ocurridos en Iguala, y se alertó que la desaparición de los 43 normalistas es una muestra del “peligro latente” de vivir en un país como México, donde “es riesgoso ser crítico”.

El acto concluyó con un performance en el que un grupo de jóvenes escenificó un reclamo por la presentación de los normalistas desaparecidos, que a la vez era reprimido por un personaje vestido de negro.

En Quintana Roo, unos 200 estudiantes y activistas se dieron cita en el parque de las Palapas –a 100 metros del palacio municipal— para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace casi un mes.

Estudiantes de universidades públicas y privadas, maestros disidentes, activistas de derechos humanos y del medio ambiente, colectivos culturales y hasta líderes juveniles del PRD realizaron un mitin esta tarde-noche bajo la pertinaz lluvia.

Sin embargo, fue notaria la ausencia de estudiantes de la Universidad del Caribe, la principal escuela de nivel superior pública del norte del estado.

Los manifestantes no sólo reclamaron la presentación con vidas de los 43 normalistas, sino también refirieron violaciones a los derechos humanos ocurridos en la entidad, como la detención y tortura de tres activistas en Felipe Carrillo Puerto, entre ellos el periodista Pedro Canché, acusados de sabotaje, y el arresto de 16 comuneros en la isla de Holbox bajo cargos de delitos ambientales.

En sus arengas, los estudiantes exigieron la renuncia del gobernador de Guerrero, Ángel Aguire Rivero, y que las autoridades den a la brevedad con los normalistas.

Protesta en NL

Estudiantes y maestros de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y de la Universidad de Monterrey (UDEM) se manifestaron esta tarde en solidaridad con los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero.

En la explanada de rectoría, en el campus central de la UANL, alumnos diferentes facultades formaron hoy un listón blanco con flores blancas para demandar la aparición con vida de los jóvenes.

Frente a la escultura de La Flama, los universitarios también desplegaron mantas negras con leyendas que advertían: “Ni perdón ni olvido”.

En la UDEM, unos 200 estudiantes efectuaron por la tarde una “caminata del silencio” en el interior del campus, en solidaridad con las familias de los desaparecidos de Iguala.

La manifestación fue la tercera y última jornada de la actividad denominada “Luz, paz y unidad”, efectuada del lunes al miércoles.

Mientras caminaban, los jóvenes hicieron pase de lista de los ausentes.

Toman la UABJO

Con la toma de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y, por consiguiente, la suspensión de clases para 20 mil universitarios, inició la jornada mundial de protesta por la masacre de Ayotzinapa y la exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos.

Las protestas continuaron con dos marchas, una que salió de la Fuente de las Ocho Regiones a la Facultad de Derecho y otra que partió de Ciudad Universitaria al zócalo capitalino, a la cual se sumó el pintor Francisco Toledo, quien portó un manta con la leyenda “No mas desapariciones”.

Maestros de la sección 22 tomaron por unas horas las instalaciones de la delegación de la PGR y posteriormente se incorporaron a la marcha que salió a las 18:00 horas de Ciudad Universitaria rumbo al zócalo de Oaxaca.

Antes, durante la madrugada, integrantes del Consejo General Estudiantil Universitario encabezado por Alejandro Núñez tomaron las instalaciones de Ciudad Universitaria como parte del paro nacional de 48 horas que se convocó a nivel nacional en apoyo los normalistas de Ayotzinapa.

Posteriormente, estudiantes de la Facultad de Medicina realizaron una “marcha silenciosa” que salió de la Fuente de las Ocho Regiones a la Facultad de Derecho, y precisamente en la esquina de Independencia y Valdivieso colocaron un autobús desde donde realizaron un mitin con la exigencia de la presentación con vida de los normalistas.

Por la tarde, la marcha que convocó el magisterio con organizaciones adherentes fue encabezada por los familiares de Christian Tomás Colón Garnica, de 18 años, quien se encuentra entre los desaparecidos.

También acudieron familiares del indígena huave Edgar Andrés Vargas, de 19 años, originario del municipio de San Francisco del Mar en el Istmo de Tehuantepec, quien resultó herido en el ataque a normalistas de Ayotzinapa.

Zapatistas encienden luz en Chiapas

Miles de maestros, campesinos y estudiantes se movilizaron hoy en al menos 10 ciudades de Chiapas, al tiempo que cientos de indígenas zapatistas encendieron sus luces por Ayotzinapa en sus comunidades y caminos, tal como lo habían anunciado.

En silencio, los hombres y mujeres bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) encendieron velas y rezaron en las plazas de sus comunidades.

También salieron a encender velas en los caminos rurales y realizaron oraciones para que regresen con vida los 43 normalistas de Guerrero.

Además de Tuxtla Gutiérrez, se reportaron protestas en las ciudades de San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Comitán, Venustiano Carranza, Palenque, Ocosingo, Ocozocoautla, Motozintla, Villaflores, Pueblo Nuevo Solistahuacán y Tila, donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) pidió a sus maestros movilizarse e invitar a padres y madres de familia a solidarizarse con los familiares y compañeros de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala el viernes 26 de septiembre.

Los mayores contingentes se registraron en Tuxtla, San Cristóbal, Tapachula y Comitán. En esta ciudad, los maestros de la sección 7 del SNTE coordinaron la movilización que terminó en un mitin al que acudieron unos 5 mil hombres y mujeres.

En San Cristóbal de las Casas, de igual forma condenaron la desaparición de los normalistas y pidieron al gobierno dejar de mentir y que diga por qué no quiere encontrarlos, pues con toda la tecnología y los elementos de tropa que ha movilizado, ya los hubiese hallado.

“Lo que pasa es que tienen miedo de decir la verdad, porque si ellos revelan la verdad, los narcotraficantes revelarán sus vínculos que llegan hasta Los Pinos”, dijo otra oradora.

(Con información de Alberto Osorio Méndez, Verónica Espinosa, Pedro Zamora, Sergio Caballero, Luciano Campos Garza, Pedro Matías e Isaín Mandujano)

Comentarios

Load More