Campesinos de Puebla frenan obras de gasoducto Morelos

La construcción del gasoducto Morelos en Puebla. Foto: Víctor Hugo Rojas La construcción del gasoducto Morelos en Puebla. Foto: Víctor Hugo Rojas

SANTA MARÍA ZACATEPEC, Pue. (apro).- Campesinos de aproximadamente 60 comunidades de la región del Popocatépetl frenaron la construcción del gasoducto Morelos tras bloquear durante seis horas con piedras y palos la carretera San Pedro Cholula-Calpan, además de amenazar con la quema de maquinaria de la empresa italiana Bonatti.

“Queremos frijol, queremos maíz, queremos al gasoducto fuera del país”, gritaron los inconformes durante la jornada, luego de que el pasado fin de semana la constructora –custodiada por el Ejército y las policías federal y estatal– ingresó sin permiso a sus terrenos.

Desde las 9 de mañana de este jueves, los pobladores de las comunidades que se encuentran en la falda del volcán se reunieron en esta comunidad para realizar una asamblea y planear las acciones para detener la obra, que avanza pese a la oposición expresa de los distintos pueblos.

En primer lugar, los lugareños acordaron marchar sobre la ruta de la obra y bloquear la carretera, una de las vías de evacuación en caso de erupción del Popo.

Integrados en el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Morelos y Tlaxcala, los campesinos arribaron de las comunidades rurales de San Lucas Atzala, Santa María Zacatepec, San Buenaventura Nealtican y San Andrés Calpan.

Durante la caminata, los labriegos quitaron a empujones la tubería que los trabajadores habían colocado para la instalación del gasoducto, y expulsaron a los empleados de Bonatti de sus milpas.

Los campesinos dijeron que no van a permitir la instalación de la obra, que pone en riesgo a sus familias por estar asentada en zona de alto riesgo volcánico, como lo han documentado expertos del Instituto de Geofísica de la UNAM y del Centro Universitario de Prevención de Desastres Regionales (Cupreder).

El punto más álgido se vivió cuando los inconformes amenazaron con quemar la maquinaria de la empresa si no era sacada de manera inmediata de sus predios, donde la empresa arrasó con sembradíos de frijol, maíz y otros cultivos, la mayor parte de autoconsumo.

Alrededor de las 13:30 horas, funcionarios de la Secretaría General del gobierno de Puebla y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) arribaron al lugar para hablar con los manifestantes, custodiados todo el tiempo por al menos 30 granaderos y vigilados desde el aire por un helicóptero.

Ante los funcionarios, los agricultores calificaron al gasoducto como una “obra cobarde” que pretende despojarlos de la tierra y el alimento y que pone en riesgo a sus familias.

Tras varias horas de pláticas, los representantes gubernamentales firmaron una minuta en la que acordaron suspender los trabajos del gasoducto hasta el próximo 4 de noviembre, fecha marcada para establecer una mesa de negociación con autoridades federales, estatales y personal de CFE.

La suspensión comprende el tramo que va de la comunidad de Santa María Zacatepec a San Buenaventura Nealtican.

Comentarios

Load More