Normalistas ordeñan combustible a camiones; gobernador de Guerrero, de viaje

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Normalistas de Ayotzinapa instalaron un filtro en la parte norte ‎y sur de esta ciudad donde retienen autobuses y unidades pesadas de transportes para extraer combustible.

La acción, previa a la marcha anunciada para este lunes en Acapulco, comenzó cerca de las 14:30 horas en la caseta de peaje de la autopista Del Sol, ubicada en el poblado de Palo Blanco ‎y el punto conocido como Tierras Prietas sobre la misma vía federal.

Por su parte, el gobernador interino Rogelio Ortega Martínez, decidió abandonar la entidad, hundida en un ambiente de ingobernabilidad, para trasladarse al estado de Tabasco y asistir al segundo informe de su homólogo, Arturo Núñez.

El viaje de Ortega refleja el vacío de autoridad que prevalece en la entidad donde las protestas para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa se han radicalizado y el desabasto de insumos y bienes como productos básicos y gasolina comienzan a escasear, provocando molestia entre empresarios y consumidores.

Luego de que ayer destrozaron nuevamente la sede del Poder Ejecutivo donde incendiaron 14 vehículos, entre ellos una patrulla de la Policía Federal, así como unidades de empresas y dependencias estatales, los normalistas se enfocaron en recolectar combustible.

También, retuvieron autobuses y obligaron a los pasajeros ‎a descender de las unidades para abordar otros vehículos.

La acción de los normalistas lleva más de dos horas y ninguna autoridad se ha presentado en la zona.

Comentarios

Load More