Facciones del Cártel del Golfo y “Los Zetas” buscan aliarse para poner fin a agresiones contra la población

CIUDAD VICTORIA, Tamps., (proceso.com.mx).- Facciones del Cártel del Golfo de Tamaulipas mantienen un debate para que la organización criminal abandone los secuestros, extorsiones y otros delitos comunes que afectan a la población y regresen a sus orígenes: el narcotráfico.

El debate se incrementó a raíz de las últimas masacres que se han registrado en México, las cuales también impactaron a los grupos criminales.

Una de las facciones del CDG propone regresar a la “vieja escuela”. Al mismo tiempo, comenzaron a eliminar y denunciar a los compañeros que se niegan a abandonar los crímenes contra la población.

En ese sentido, una de las facciones del Cártel de Golfo que opera en la Frontera Chica anunció en redes sociales una alianza con una división del grupo criminal “Los Zetas”.

“El Cartel del Golfo y los Zetas ya no estamos peleando entre nosotros mismo, porque estamos más unidos que nunca queremos paz para Tamaulipas”, anuncia el comunicado firmado por el Comandante RI de la facción de “Los Rojos” del CDG y el comandante “Kelín” de “Zetas Unidos”.

“Los que mantenían la guerra están muertos o presos venimos a poner orden, CARTEL DEL GOLFO Y ZETAS VIEJA ESCUELA ESTAMOS PRESENTES YA NO COMETEREMOS ERRORES Y TRATAMOS DE DEPURAR LA GENTE QUE ESTA EN NUESTRAS FILAS QUE QUIEREN TRABAJAR CON PANOCHEOS Y MENTIRAS”, (sic) agrega el texto.

“NO SE PREOCUPEN, NO SEAN PARANOICOS ESTO PRONTO SE VA ACABAR.

“ESTO UN REACOMODO, PRONTO SE VAN ACABAR LAS EXTORSIONES, SECUESTROS, DERECHO DE PISO HABRA PAZ ZETAS X CDG= SE VIVIRA EN PAZ.

“LA NUEVA ALIANZA DE LA PAZ CARTEL DEL GOLFO Y ZETAS

“ATT. COMANDANTE R1 LOS ROJOS CDG Y COMANDANTE KELIN ZETAS UNIDOS”, (sic) concluye el comunicado.

El comandante Juan Reyes Mejía González, alias “El R1”, opera en la región de la Ribereña, mientras que Rogelio González Pizaña, alias “El Kelin”, intenta retomar el control del grupo en Reynosa y Nuevo Laredo, después de que salió de prisión.

Una de las primeras medidas que ya tomó la fracción del CDG que opera en la Frontera Chica fue “despedir” y pagarles su liquidación a sicarios en la región de Camargo.

Sin embargo, facciones de “Los Zetas” en Ciudad Victoria y grupos del CDG en Tampico se niegan a abandonar los secuestros, extorsiones, así como el robo de combustible a gran escala, ya que se han trasformado en actividades lucrativas que dejan ganancias inmediatas.

Comentarios