Concluye visita a Chiapas de la caravana de Ayotzinapa

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Padres y madres de familia, así como estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, concluyeron el domingo su visita de tres días a Chiapas, luego de establecer lazos con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), organizaciones sociales y civiles, así como grupos estudiantes y el bloque de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Omar García, estudiante normalista que escapó de los policías municipales que los atacaron la noche del viernes 26 de septiembre, dio las gracias a los cinco mil personas que los acompañaron en la marcha y mitin del domingo, en el que responsabilizaron una vez más al gobierno en sus tres niveles, de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

A lo largo de la caminata desde la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) hasta la plaza central, los estudiantes de Ayotzinapa, así como los padres y madres de familia que integran la Brigada Daniel Solís Gallardo (uno de los asesinados el viernes 26 de septiembre), encabezaron la movilización y a su paso se iban cerrando todos los negocios y centros comerciales, ante el temor de que fueron saqueadas, como se dejaron escuchar rumores previos a la movilización.

Hombres y mujeres se fueron sumando a lo largo del recorrido, incluso con pancartas y consignas otros vitorearon a los estudiantes normalistas. Otro grupo más pintaba consignas en las bardas y negocios particulares. Algunos empleados salían a protestar por las pintas, otros más se sumaban a aplaudir a los participantes en la marcha.

Al llegar a la plaza, maestros y estudiantes chiapanecos dieron la bienvenida a la Brigada Daniel Solís Gallardo, quienes agradecieron el apoyo y la solidaridad de quienes marcharon y escucharon las palabras de cada uno de los oradores en el mitin.

En el evento, padres, madres, tíos y tías de los 43 desaparecidos dijeron que seguirán su ruta hacia Oaxaca y otros estados del país para seguir denunciando la injusticia y la impunidad. Señalaron que los 43 jóvenes son todos hijos de campesinos e indígenas pobres, de comunidades marginadas y excluidas, que buscaban en el normalismo, una vía para ser maestros y ayudar a sus familias a para salir de la miseria. Sin embargo, encontraron la muerte.

En el evento, denunciaron que el gobierno sólo simula a buscar a los desaparecidos, porque en realidad nunca ha tenido voluntad para encontrarlos. Aunque para ellos sus hijos siguen estando vivos, el gobierno federal ha pretendido darle carpetazo al caso exhibiendo huesos que no corresponden a sus hijos.

Omar García, uno de los oradores y sobrevivientes de la desaparición forzada que sufrieron sus 43 compañeros, señaló que tras la charla con el EZLN se acordó estrechar lazos para seguir adelante en la lucha y que fue muy fructífera esta visita a Chiapas, porque primero vinieron a agradecer a todos los grupos solidarios y después porque se dio un acercamiento “para ya no caminar nunca más solos cada quien por su lado”.

Indicó que ellos han sido siempre solidarios con todos los grupos y sectores que luchan contra la injusticia, contra la corrupción y contra la impunidad, ahora ellos están cosechando todo loq ue ha sembrado en décadas como normal combativa.

“Sólo espero que nos apoyen por moda, sino que sea realmente un apoyo sincero para poder fin ya a todos los abusos del poder en sus tres niveles”, dijo Omar García.

“Nosotros también ya estamos cansados de tanto esperar la justicia que nunca ha llegado para los pobres, para los desposeídos, para los marginados, para quienes son excluidos por el gobierno y sólo son utilizados en tiempos electorales”, indicó.

En el acto todos los oradores refrendaron su compromiso con el movimiento nacional y que en Chiapas seguirán las acciones de protesta. La inmediata es el 20 de noviembre, luego sigue el 1 y 2 de diciembre, para seguir rumbo al 2015 con una huelga general.

 

Comentarios