Militares del 27 Batallón interceptan y amenazan a normalistas de Teloloapan

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al menos 30 estudiantes de la Normal “Vicente Guerrero” de Teloloapan fueron interceptados en Iguala por elementos del Ejército Mexicano, quienes retuvieron, vejaron y amenazaron a los jóvenes que participan en las acciones de protesta para exigir la presentación con vida de 43 de sus compañeros desaparecidos de Ayotzinapa.

El hecho se registró cerca de las 16:00 horas, cuando los normalistas de Teloloapan, quienes viajaban a bordo de un autobús, regresaban de Chilpancingo, donde realizaron una actividad de boteo en la caseta de Palo Blanco de la autopista Del Sol para recolectar fondos económicos.

Los jóvenes salieron a las seis de la mañana de Teloloapan rumbo a esta capital y se regresaron por la tarde luego de participar en la actividad pacífica.

Estudiantes consultados por Apro confirmaron que los militares adscritos al 27 Batallón de Infantería, que mantienen un retén en el lado sur de Iguala sobre la carretera federal México-Acapulco, obligaron al chofer del autobús a detener la marcha de la unidad.

Ese mismo batallón se encuentra inmerso en la polémica luego de que la noche del 26 de septiembre fue omiso para evitar la matanza y desaparición de los estudiantes. Dos horas después del primer ataque se produjo uno nuevo sin que los soldados hicieran nada para evitarlos.

Los militares, contó el normalista Omar García a TeleSur, “nos dijeron: ‘Ustedes se lo buscaron. Ustedes querían ponerse con hombrecitos, amárrensen los pantalones. Eso les pasa por andar haciendo lo que hacen. Nombres. Y denos sus nombres reales. Sus nombres verdaderos, cabrones, porque si dan un nombre falso, nunca los van a encontrar’”. Luego los fotografiaron, según destacó este martes La Jornada.

Este martes 18 de noviembre, los soldados ordenaron a los normalistas de Teloloapan que descendieran del vehículo, los colocaron frente al autobús entre insultos y vejaciones, principalmente en contra de las jovencitas, indicó uno de los estudiantes.

Después de amenazarlos y advertirles que dejaran de participar en las manifestaciones convocadas para exigir justicia por el caso de los normalistas desaparecidos, los militares tomaron fotografías a cada uno de los estudiantes procedentes del municipio de Teloloapan, ubicado en la convulsionada zona norte de la entidad.

Luego, los elementos de la Sedena ordenaron a los jóvenes que se retiraran “sin causar problemas” en la ciudad de Iguala, y los estudiantes así lo hicieron por temor a sufrir una agresión más violenta en su recorrido hacia Teloloapan, donde llegaron horas después sin más incidentes.

Los jóvenes que forman parte del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), que aglutina a las nueve normales públicas de la entidad, calificaron la agresión del Ejército como un acto de intimidación que pretende inhibir las movilizaciones para exigir justicia por el caso Ayotzinapa.

Por ello, anunciaron que este miércoles 19 van a marchar por las calles de la cabecera municipal de Teloloapan, donde se espera la participación de estudiantes de nivel básico y medio superior de este lugar colapsado por la narcoviolencia y donde las autoridades locales han sido exhibidas por sus presuntos nexos con la delincuencia.

Comentarios