Los cuatro ejes de las escuelas normalistas

La escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, está fincada sobre cuatro ejes que son obligatorios para todos los estudiantes, “y nuestro papel no es nada más estar en el aula oyendo y viendo lo que dicen los maestros”, detalla José Solano Ramírez, estudiante de cuarto año.

Para entender la naturaleza de las escuelas y los motivos por los cuales el gobierno ha reducido de 82 a 16 normales rurales en todo el país, dice en entrevista Solano Ramírez, “hay que ver lo que hacemos adentro, donde ni es nido de guerrilleros ni tampoco nos dedicamos a hacer desmanes”.

Los cuatro ejes son:

“Primero está el académico, que es atender lo que nos enseñan los maestros. Segundo, el módulo de producción, que es aprender a sembrar, a criar ganado. Tercero, está el cultural, en donde hay danza, rondalla y banda de guerra. Y cuarto, el deportivo, el club de futbol y el de básquet. Con todos hay que cumplir, es nuestra obligación.”

Aclara que el requisito para ingresar a la normal rural es “ser pobre”:

“De ahí los cuatro ejes que nos enseñan, para que luego pongamos en práctica en cada una de las comunidades lo que aprendemos: la solidaridad, el ayudarnos, enseñar, cooperar y luchar por lo que tenemos derecho, a vivir bien.”

José Solano acepta que se les ha estigmatizado, sobre todo la gente de Chilpancingo, de Tixtla, de Chilapa, quienes siempre nos ven marchando. Y aclara:

“Marchar no es un delito, nosotros siempre hemos marchado, porque nunca dejamos abajo a una organización social que nos pide ayuda. Por ejemplo, a veces los de la Parota (proyecto hidráulico gubernamental al que se oponen los lugareños del mismo nombre) nos piden apoyo y ahí vamos. Igual en cada escuela Normal Rural que nos pide ayuda.”

Prosigue:

“Nosotros nunca nos negamos a ayudar, y para ellos, los de Chilpancingo u otros lugares, eso está mal. Dicen que no estudiamos y no entienden que nuestra única función no es ésa, es entender y practicar los cuatro ejes, todo eso comprende la educación normal. Si hay oportunidad de apoyar a una comunidad por inundación o de levantar una cosecha, lo tenemos que hacer, en este caso forma parte del módulo de producción.”

Al gobierno no le han gustado las escuelas rurales, considera, pero son sus alumnos quienes ayudan a la gente en caso de desastre y de abusos. Recuerda que conocieron El Mexe porque en su momento fueron a apoyarlos para evitar su cierre.

El Mexe

La escuela Normal Rural Luis Villarreal de la comunidad El Mexe, municipio de Francisco I. Madero en Hidalgo, dejó de funcionar oficialmente en julio de 2008, con el egreso de los últimos normalistas, siendo gobernador el hoy secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Ya desde 2003 se había declarado un receso del internado, “a pesar de que un gran porcentaje de la población estuvo de acuerdo en que siguiera funcionando como Normal”, según un comunicado de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas Unidos de México (FECSUM) del 19 de febrero de 2007, que seguía así:

“Hoy en día, el gobernador Miguel Ángel Osorio Chong y demás autoridades, quienes en lugar de pugnar por la educación pública y gratuita tratan de acabar con la Normal Luis Villarreal de El Mexe, Hidalgo, quien a través de sus 80 años de vida ha sido ejemplo al formar a sus egresados y tiene razón de ser por el hecho de que la pobreza y la necesidad existe.”

En 1994, durante la gubernatura de Jesús Murillo Karam (hoy procurador general de la República y quien tiene a cargo la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos), comenzó a reducirse la matrícula, y el 9 de febrero de 2000 se dio un enfrentamiento en el plantel entre estudiantes y padres de familia con policías estatales. Esa madrugada agentes de seguridad regional desalojaron a un grupo de alumnos que cumplía una semana en huelga de hambre a las puertas del palacio de gobierno.

La escuela de El Mexe dejó de funcionar el 6 de julio de 2008 luego de 82 años. Fue producto de la Revolución Mexicana, ya que el primer titular de la Secretaría de Educación Pública, José Vasconcelos, impulsó la formación de maestros rurales con la apertura de escuelas agrícolas. La creó Plutarco Elías Calles en febrero de 1926 con las funciones de instruir a maestros, asesorar escuelas rurales y realizar trabajo social en las comunidades.

De 82 escuelas normales rurales creadas, quedaban 16. Este número le correspondía a la de El Mexe.   

Comentarios