Abandonan 11 cadáveres en Chilapa; PGR atrae el caso

CHILAPA DE ALVAREZ, Gro. (apro). Decapitados y semiquemados fueron encontrados 11 hombres esta mañana en las inmediaciones del crucero que conduce al poblado de Ayahualulco, ubicado sobre la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, a ocho kilómetros de la cabecera municipal de este lugar de la región Centro que se encuentra sometido por la delincuencia.

Lo anterior, después de que ayer por la tarde se reportaran enfrentamientos armados en la colonia Santa Catarina, al poniente de Chilapa, donde el grupo delictivo Los Rojos mantiene un enfrentamiento con la banda Los Ardillos, que dirigen los hermanos del presidente del Congreso local, el diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez.

Junto a los cadáveres, que estaban colocados “en batería” sobre el acotamiento del camino, los victimarios colocaron una manta en una cerca de alambre de púas con el siguiente mensaje: “Ahí les va su basura ja ja ja…Putos Ardillos chaqueteros de mierda. Atte. La mera riata” (sic).

Más tarde, la PGR informó que ya atrajo la investigación de la masacre, confirmó el encargado de despacho de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (Scrapa), Rodrigo Archundia Barrientos.
La dependencia federal también destacó que trasladará los restos al laboratorio central de Servicios Periciales de la Ciudad de México para realizar los trabajos de identificación forense.

Las víctimas estaban tiradas sobre el acotamiento de la vía, decapitadas y semicalcinadas, refieren reportes oficiales consultados por Apro.

A las 07:00 se reportó el hallazgo y, en el lugar, peritos de la Fiscalía General Estatal (FGE) aseguraron más de 70 casquillos percutidos de fusiles AK-47 y AR-15.

Debido a que empleados del Servicio Médico Forense (Semefo) se negaron a trasladarse al lugar para realizar el levantamiento de las víctimas, policías ministeriales colocaron los cuerpos en la batea de patrullas oficiales y de esta forma los llevaron a Chilpancingo.

Este hecho se registra en medio de la disputa que mantienen la pandilla de Los Rojos, que dirige un delincuente identificado como Zenén Nava Sánchez, ‎y Los Ardillos, un grupo delincuencial afincado en el municipio de Quechultenango que encabeza Antonio Ortega Jiménez, hermano del diputado perredista Bernardo Ortega.

A pesar de los constantes señalamientos en contra del presidente del Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega, y del alcalde priista de Chilapa, Francisco Javier García González, por sus presuntos nexos con el narco, ambos siguen en funciones y se limitan a evadir las acusaciones en su contra.

Al respecto, el edil priista de Chilapa emitió un comunicado para advertir a la población que se abstenga de salir por las noches porque se declaró incompetente para revertir los efectos de la narcoviolencia en este municipio que conecta la región Centro y Montaña de la entidad.

García González asumió la misma actitud hace unos meses cuando se registraron enfrentamientos armados en este lugar que dejaron una estela de muertos y desparecidos.

Mientras que el diputado local perredista Bernardo Ortega evade en todo momento hablar sobre los señalamientos en contra de su hermano Antonio, quien presuntamente dirige la banda de Los Ardillos, y está enfocado en postularse como candidato a diputado federal por el PRD.

Comentarios