“Obra Reunida de José Revueltas”

En la conmemoración del centenario del natalicio de José Revueltas (1914-1976) se han llevado a cabo diferentes reconocimientos y publicaciones; entre ellas se editaron siete tomos de su obra, donde se incluyen sus novelas y ensayos más conocidos, así como obras de teatro, guiones para cine, crónicas y una autobiografía.

En el cuarto tomo, los compiladores, Andrea Revueltas y Philippe Cherón, recogen su obra de teatro más conocida, El cuadrante de la soledad, así como Israel, editada por la Sociedad General de Escritores de México hace muchos años, y dos inéditas: Nos esperan en abril y Pico Pérez en la hoguera (cuyo nombre original era Pito Pérez en la hoguera, pero que los herederos de José Rubén Romero, creador del personaje, no autorizaron su uso).

José Revueltas, cuyo nombre completo era José Maximiliano Sánchez Revueltas, conserva en sus obras de teatro su posición combativa y de denuncia –al igual que toda su obra literaria–, mostrando a los desheredados del país, sus conflictos y sus luchas por sobrevivir y reclamar sus derechos.

Como comenta Ignacio Hernández, encargado del prólogo de las obras de teatro en este tomo, El cuadrante de la soledad, con sus prostitutas callejeras, el café de chinos, el hotel de paso y el gimnasio, fue un antecedente fundamental para obras como El aria de la locura de Ignacio Retes, Los signos del zodiaco de Sergio Magaña y Olímpica de Héctor Azar, entre muchas otras, donde fragmentos de ciudad se trasladan al escenario para reproducir la vida cotidiana. Recuérdese también la obra de Vicente Leñero Nadie sabe nada, censurada en 1988, donde llevó al extremo la propuesta de escenarios y escenas simultáneas.

El cuadrante de la soledad fue puesta en escena por Ignacio Retes en 1950, con la que hizo su debut como director profesional con la Compañía Mexicana de Comedia en el Teatro Arbeu. José Revueltas formó parte de la compañía de teatro fundada por Retes La linterna mágica y con él se inició en el teatro. El cuadrante de la soledad tuvo una inusitada temporada de cien funciones por su éxito rotundo. En ella mostraba la corrupción, la miseria material y espiritual que viven los personajes en un barrio mexicano cualquiera. Entre las actrices se encontraban su hermana Rosaura Revueltas, Silvia Pinal, Prudencia Grifell y José Solé, entre otros. José Revueltas invitó a Diego Rivera a diseñar la escenografía y el resultado fue espectacular. A pesar de que el autor y el director se quejaron profundamente de las dificultades técnicas que contenía la propuesta de Rivera por su total desconocimiento escénico, otros críticos de teatro como Armando de María y Campos la elogiaron definitivamente.

Israel fue estrenada en 1948 en el teatro del Sindicato Mexicano de Electricistas dirigida por Retes y Pico Pérez en la hoguera la dirigió Ignacio Hernández en 1975 en el Teatro Orientación.

Obra Reunida de José Revueltas (1914-1976) es editada por el Conaculta y Editorial Era, con la colaboración de varias instituciones del estado de Coahuila. En el anexo del tomo IV, comenta Rosaura Revueltas respecto de que no pudieron localizar el original de El cuadrante de la soledad y que a la obra le faltan algunas escenas, pero que ella recuerda los parlamentos finales que reflejan el espíritu del autor:

Parches: ¿Ya amaneció?

Piedad: No. Las puertas están cerradas. Y detrás de las puertas los hombres están muertos. No  hay  refugio  ni  abrigo. No amanecerá nunca.

——————————

Apostillas.- Recuerdo la anécdota que mi padre contaba respecto a su breve relación profesional que tuvo con José Revueltas, cuando éste hizo la adaptación cinematográfica de su novela Los albañiles, sin antes resaltar del autor su valor literario, su espíritu crítico ante la izquierda y el sistema  político y social en México y lo injustamente que fue tratada su gran obra Los errores.

Cuenta que Rubén Broido, productor cinematográfico, propuso a Revueltas para la adaptación y él aceptó encantado por la admiración que le tenía. Broido hizo un contrato leonino con él, donde la única ventaja era el previo visto bueno de su parte para la adaptación. José Revueltas le habló por teléfono  fascinado y le comentó que ya había escrito el guión y que estaría muy contento porque, él sí (dado que en la novela nunca se sabe quién es el asesino de don Jesús, ya que todos tienen sus razones para matarlo), él sí sabía quién era el asesino y que por eso su guión develaba finalmente que el culpable había sido Sergio García, el plomero de la construcción.

Mi padre, escandalizado, no aceptó tal resolución a pesar de que admiró, dice, en el guión de Revueltas, el trazo de don Jesús y su propuesta de desdoblamientos de personajes. Así que en 1966 no se filmó la película y fue hasta que en 1975 él y Jorge Fons hicieron la adaptación cinematográfica protagonizada por Ignacio López Tarso.

El libro que se publicó en 1983 del guion cinematográfico de Revueltas a la novela Los albañiles, que conozco gracias a Víctor Ugalde, fue publicado por Premiá, la red de Jonás, y no está contenido en la Obra Reunida que ahora se edita.

Comentarios