Prometió no “chapulinear”, pero ahora alcaldesa de Monterrey deja cargo para ir por gubernatura de NL

MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- La alcaldesa panista de esta capital, Margarita Arellanes Cervantes, solicitó hoy al cabildo licencia por tiempo indefinido para separarse del puesto y buscar la candidatura para el gobierno de Nuevo León.

En una declaración videograbada, que actualmente es ampliamente difundida, cuando estaba en campaña por la alcaldía, la panista se había comprometido a terminar los tres años de su mandato que concluyen el 30 de octubre de 2015, con lo que evitaría el criticado “chapulineo” de funcionarios, buscando posiciones políticas más elevadas.

En la sesión de hoy se acordó que la regidora Norma Paola Mata será quien la sustituya como encargada de despacho.

Al explicar su determinación para separarse del cargo, dijo que buscará seguir su vocación para beneficiar a los ciudadanos de Monterrey y también de Nuevo León.

“He tomado esta determinación a conciencia. Con la firme convicción de seguir mi vocación y ofrecer mi trabajo a favor de los regiomontanos y nuevoleoneses. Soy una mujer de ideales, forjada en la cultura del esfuerzo y siempre dispuesta a enfrentar los grandes retos. A todos los regios les refrendo mi compromiso de seguir trabajando por una mejor ciudad y un mejor Nuevo león”, dijo.

En la solicitud que resultó con 24 votos a favor, tres en contra y una abstención, se determinó, también, que la alcaldesa con licencia mantendrá su equipo de seguridad para ella y su familia, aunque dejará de percibir sueldo mientras se encuentre fuera de sus funciones.

Los priistas que votaron en contra rechazaron la designación de Mata quien, dijeron, será manejada por la alcaldesa, de quien es persona cercana.

Durante el trámite edilicio, la edil con licencia estuvo acompañada por su esposo y sus tres hijas.

Por su parte, el dirigente del PRI en Nuevo León, Eduardo Bailey, acusó a Arellanes de faltar a su palabra, pues no cumplirá el compromiso de permanecer todo el mandato al frente de Monterrey.

“Debemos recordar que ella hizo un compromiso importante en su campaña. Hizo muchos, pero uno de ellos es que no renunciaría al cargo de elección popular al que había sido electa. Lo dijo y lo comprometió, está entre sus promesas de campaña. Este compromiso creo que es el número 26, que no renunciaría hasta concluir el cargo”, precisó.

Para participar como precandidata panista, Arellanes deberá inscribirse ante la Comisión Organizadora Electoral del CEN del PAN, entre los días 26 y 30 de diciembre.

Los aspirantes a la nominación avalados harán precampaña entre el 20 de enero y el 13 de febrero. La votación interna del partido albiazul en Nuevo León será el 15 de febrero.

 

Comentarios