Choque de fuerzas federales con autodefensas deja 11 muertos y 44 detenidos

MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos del Ejército y de la Policía Federal (PF) se enfrentaron la madrugada de este martes con presuntos autodefensas que mantenían en su poder la presidencia municipal de Apatzingán, con un saldo de 11 muertos, 44 detenidos y una veintena de vehículos asegurados.

La intervención de las fuerzas federales tenía como propósito recuperar el control de la sede municipal bajo control de personas que se identificaron como autodefensas.

El primero de dos enfrentamientos dejó un civil muerto al ser atropellado al intentar huir del lugar. Luego los soldados realizaron una redada y detuvieron a 44 personas y aseguraron 23 vehículos.

El segundo se dio cuando el Ejército trasladaba los vehículos asegurados al corralón y un grupo armado intentó  recuperarlos. En la refriega 10 civiles más cayeron abatidos por las fuerzas federales.

El comisionado Alfredo Castillo confirmó la muerte sólo de nueve personas, una en el desalojo y ocho en el segundo enfrentamiento.

Sin embargo, el reportero constató que al menos fueron 10. En un grupo de cinco víctimas que estaban tendidas y abrazadas al lado de una camioneta negra, había dos mujeres y ninguno portaba armas.

A unos metros de ellos, a lado y debajo de una camioneta blanca, había cinco cuerpos más de hombres. Sobre el brazo de uno de ellos, que vestía playera a rayas naranja y azul, había un arma larga y cartuchos.

Tras los hechos violentos, que no cesan en la entidad a pesar de la presencia del Ejército, Policía Federal y Gendarmería, prácticamente todo el comercio fue suspendido y durante toda la mañana, las calles lucían desiertas ante el temor de nuevos enfrentamientos.  Tampoco hubo clases en las escuelas.

Las líneas de autobuses también suspendieron sus corridas hacia Apatzingán, según confirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán (CCEEM), Arcadio Méndez Hurtado.

En tanto, un grupo de civiles bloqueó  la Autopista Siglo XXI a la altura de Uruapan, en protesta por el desalojo del palacio municipal de Apatzingán.

Habitantes de Apatzingán que escucharon los tiroteos dijeron estar cansados de las masacres que realiza el gobierno federal en la entidad sin que se castigue a las fuerzas federales.

Señalaron que en menos de tres semanas van 20 muertos en enfrentamientos, en las que participa fuerzas federales enviadas en l marco de la estrategia emprendida por el presidente Enrique Peña Nieto y encabezada por el comisionado Alfredo Castillo.

Durante la mañana, elementos del Ejército y de la Policía Federal se movilizaron en el municipio de Apatzingán, luego de que fueran reportadas varias balaceras en las colonias Lázaro Cárdenas, fraccionamiento Los Girasoles, así como en la salida al municipio de Buenavista Tomatlán y en inmediaciones del panteón municipal.

En cuanto a los 44 detenidos, entre ellos dos mujeres, fueron puestos a disposición del Ministerio Público en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Personal de la PGJE, custodiado por elementos castrenses, realizaron la evaluación, la toma de datos generales y de huellas a fin de integrar las hojas de identificación de los detenidos.

En su traslado participaron más de 200 militares a bordo de 15 vehículos pick-up, dos camiones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) así como un autobús en los que llegaron a las instalaciones de la PGJE en la capital michoacana.

Tras los nuevos hechos de violencia, el dirigente del PAN estatal Miguel Ángel Chávez Zavala, exigió a los encargados de la estrategia de seguridad en Michoacán que respondan y asuman las consecuencias sobre la omisión en su responsabilidad por no contener los brotes de violencia que han azotado en el último mes a la zona, a pesar de las advertencias de ese partido y distintos grupos de la sociedad civil.

“Hoy la prioridad para las autoridades radica en impedir que nuevamente se presenten hechos de violencia que pongan en riesgo la vida de las personas y la estabilidad social de la Tierra Caliente michoacana.

“No podemos perder de vista que ‘a río revuelto ganancia de pescadores’ y los únicos beneficiados por los conflictos en la Fuerza Rural y los errores del comisionado Castillo Cervantes son los grupos delictivos que siguen libremente operando, delinquiendo y lastimando a la sociedad michoacana, lo que deja la puerta abierta para que la delincuencia organizada pueda restablecer su dominio ante el fracaso de la estrategia federal que no ha podido detener a ‘La Tuta’ en más de 10 meses de persecución”, cuestionó el panista.

“Focalizada”, la violencia: Castillo

Por la tarde, en conferencia de prensa en la sede de la Secretaría de Gobernación (Segob) Castillo Cervantes, presumió que Michoacán está en calma y rechazó que existan problemas de inseguridad pues se reducen a “conflictividad social” por controlar territorios.

Sólo existen, dijo, pequeños grupos delincuenciales, entre ellos Los Viagras, y aseguró que el crimen organizado dejó de controlar la región de Tierra Caliente en Michoacán y ahora sólo tiene presencia en tres  municipios.

“Michoacán está en completa calma y la gente está haciendo su vida normal”, aseguró Castillo.

Al referirse al enfrentamiento ocurrido esta madrugada en Apatzingán, informó que murieron nueve personas y dos más resultaron heridas.

Explicó que el tiroteo se derivó de un operativo del Ejército y la Policía Federal en que fueron aseguradas 13 armas, una granada, 23 vehículos robados y fueron detenidas 44 personas que ya fueron trasladadas a la ciudad de Morelia.

El funcionario refirió que tenía un reporte de que existían aproximadamente 40 personas armadas en las inmediaciones de la presidencia municipal de Apatzingán y que no permitían el acceso; que tenían vehículos robados y que inclusive se estaban llamando por radio para reunir más gente.

Por esa razón, afirmó, se planeó un operativo con el Ejército y  Policía Federal, para el desalojo de esas personas.

Señaló que en el operativo una persona murió atropellada y otras ocho resultaron muertas en un segundo enfrentamiento.

Castillo minimizó los recientes hechos de violencia en Tierra Caliente al sostener que están “focalizados” en ciertos lugares.

“Michoacán tiene 4.5 millones de habitantes, posiblemente un poco más, tenemos 113 municipios. Hoy por hoy si Michoacán viviera un escenario distinto al de hace un año, no tendríamos el cuarto mayor crecimiento económico del país, no tendríamos una disminución del secuestro, que llegó a haber 23 al mes, para tener 13 en el último semestre, no en un mes, en el último semestre.

“No tendríamos una Unidad Antisecuestros que hoy por hoy está a la vanguardia; ni estuviéramos construyendo una nueva policía, ni tuviéramos las 250 acciones que se están llevando a cabo. Es un tema muy focalizado, muy, muy focalizado, y si hace un año teníamos un problema en 29 municipios de Tierra Caliente, hoy por hoy lo tenemos en tres municipios”, sostuvo el comisionado.

Los problemas en Apatzingán y en La Ruana, abundó, son porque pequeños grupos de delincuentes se disputan el territorio, pero ya no se trata de carteles grandes y con presencia nacional como fueron los Caballeros  Templarios, afirmó.

“Fueron varios grupos los que estaban con temas de grupos de presión o grupos de interés que vino a incidir, y por eso se solicitó el tema del Ejército. Pero esto ya no obedece a una cuestión de seguridad pública, sino de conflictividad social.

“Por lo tanto, lo que estamos buscando es que la primera generación completa de policías pueda ir a Apatzingán, pero estas situaciones por supuesto afectan lo que es el reclutamiento y la selección de personal, porque estamos buscando gente que no viva lejos del territorio, porque las distancias entre los municipios de Michoacán son muy extensas”, subrayó.

Castillo dejó entrever que desparecerán las fuerzas rurales al señalar que tienen una misión que cumplir y podrían pasar a formar parte de la policía de mando único.

Explicó: “Muchos de ellos han cumplido cabalmente su labor, otros no, y lo que vamos a hacer, y sobre todo en la medida de la propuesta del presidente de la República, de la policía única o el mando unificado, serán las evaluaciones más estrictas a todos ellos para que los mejores perfiles formen parte de la fuerza ciudadana, que será la policía que aglutinará o concentrará a todos los elementos y esto posiblemente nos dé un número importante de bajas en este caso de gente de fuerza rural”.

El comisionado insistió que en Michoacán ya no hay bandas del crimen organizado como con una marca como la de los Caballeros Templarios  sino grupos pequeños que se están peleando micro territorios.

“No estamos hablando de un cártel que tenga una presencia nacional o en 20 estados, simplemente los tenemos muy identificados en una región de Tierra Caliente, y que probablemente estén buscando alianzas, eso sí. Pero esta información es algo que nosotros ahorita no podríamos proporcionar o validar”, dijo.

Castillo minimizó la posible detención de Servando Gómez La Tuta y dijo que lo principal es que su estructura ya fue desmantelada.

Finalmente sostuvo que las elecciones de julio de este año para la renovación de los poderes locales “están perfectamente garantizadas y no va a haber ningún involucramiento en este caso del crimen organizado para incidir o para determinar quiénes deben ser los candidatos”.

 

Comentarios