PRD “clausura” hotel en la Riviera Maya por ecocidio

CANCUN, Q. Roo (apro).- Dirigentes del PRD clausuraron simbólicamente el hotel Paradisus, por arrasar con más de 2 mil metros cuadrados de manglar y especies protegidas.

Asimismo lamentaron que ni la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ni la Dirección de Ordenamiento Ambiental y Urbano del ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen) hayan dispuesto medidas para sancionar a los propietarios del hotel de origen español.

“El PRD exige que se aplique todo el peso de la ley contra empresarios ecocidas; no vamos a permitir que desarrolladores turísticos destruyan las riquezas naturales. El hotel Paradisus devastó manglar y provocó daños a la duna costera y aún está a la espera de que instancias federales, como Profepa, actúen con firmeza y procedan a la clausura”, dijo Alejandra Cárdenas Nájera, presidenta del comité ejecutivo municipal del PRD en Solidaridad.

El presidente del comité estatal del PRD, Emiliano Ramos Hernández, acusó que el ayuntamiento que encabeza el
priista Mauricio Góngora ha otorgado prórrogas a los dueños del hotel para que se regularicen, y la última fue de seis días, pero “a todas luces es darles a estos empresarios ecocidas tiempo de maniobra”.

Además, exigió la renuncia de la delegada de la Profepa, Ludivina Menchaca Castellanos, y del titular de la Dirección de Ordenamiento Ambiental y Urbano del Municipio de Solidaridad, Eduardo Morentín Cejo.

“El hotel Paradisus está devastando manglar, esto ante la complacencia del gobierno municipal, hay una simulación porque lo único que se les ha venido dando es tiempo para que se continúe con este ecocidio, sumado a la incapacidad de la Profepa”, comentó.

En contraste, recordó la injusta detención de 16 comuneros de Holbox, quienes cumplieron ya seis meses presos en la cárcel estatal de Cancún y enfrentan un proceso por tala de manglar, mientras que los empresarios del hotel Paradisus gozan de toda impunidad.

“No podemos permitir que grupos económicos actúen al amparo del poder para violentar la ley y para devastar especies protegidas. Hay un acto de impunidad y de corrupción del gobierno municipal, debido a que está solapando a los ecocidas, y también de la Profepa porque no están actuando al respecto”, acusó.

En tanto, el regidor Orlando Muñoz anticipó que impulsará ante el cabildo la revocación de los permisos que ha entregado el ayuntamiento a los dueños del Paradisus.

El exregidor Juan Carlos Beristáin señaló que “las multas que se imponen a los hoteleros que desmontan especies protegidas se están convirtiendo en permisos, esto es grave y no debemos permitirlo. No hay trabajos de reforestación, no hay indicios de que esta devastación vaya a ser resarcida”.

Beristáin agregó que hay inequidad en la aplicación de la justicia, “pues Paradisus es el contraste con el caso de los comuneros de Holbox”.

Load More