Impiden a pareja gay casarse en plaza de León; lo hacen en pizzería

LEÓN, Gto. (proceso.com.mx).- Luego de una batalla legal que les llevó varios meses, una pareja homosexual contrajo matrimonio ante un juez civil en una pizzería ubicada en el centro de esta ciudad, después de que el gobierno de la alcaldesa priista Bárbara Botello les negó el permiso para casarse en la plaza principal.

Esta es la segunda boda gay que se celebra en la entidad. El año pasado, dos mujeres contrajeron matrimonio ante el director del Registro Civil, Rito Padilla, también en León, tras obtener un amparo ante la negativa del organismo estatal.

La noche del sábado, la pareja formada por Julio César y Ricardo también se casó ante el sacerdote Alejandro González, de la religión católica de la Comunidad Metropolitana.

Cientos de personas vieron el enlace civil en una pantalla que fue colocada en la plaza.

Aunque inicialmente el municipio había autorizado la celebración del matrimonio, posteriormente les notificó que no podrían realizarlo.

Antes de la ceremonia, decenas de personas desfilaron desde el Arco de la Calzada hasta la plaza principal, con pancartas, mantas y autos con mensajes alusivos a la diversidad sexual y el respeto a la preferencia sexual.

Uno de los participantes fue el diputado Guillermo Romo, quien hasta hace unos días formaba parte de la bancada del PRI en el Congreso del estado, pero renunció al partido.

Romo ofreció a los integrantes de la comunidad gay de todo el estado pagar varios autobuses para que se trasladaran a León para presenciar la boda.

Sin embargo, en la información que se estuvo proporcionando a través de las redes sociales para los interesados en usar el transporte, se les solicitó presentar la credencial de elector como parte de los requisitos.

Guillermo Romo quiere ser presidente municipal de León.

También acudió la diputada local del PRD Guadalupe Torres Rea, quien el año pasado fue anfitriona en su casa de gestión de la boda entre las dos mujeres.

“Luchamos contra todo”, dijo Julio César, al recordar el recorrido por tribunales para obtener el amparo que le permitió convertirse legalmente en esposo de Ricardo Gallardo, y posteriormente, la negativa de la autoridad municipal para poder celebrar el enlace en la plaza.

Comentarios