El presidente de la LMB declara por caso del pelotero Pesqueira

El presidente de la LMB, Plinio Escalante. Foto: Eduardo Miranda El presidente de la LMB, Plinio Escalante. Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F., (apro).- El presidente de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), Plinio Escalante, rendirá este viernes su declaración ante el representante de un juez de San Diego y el abogado del empresario David González, quien demandó a las Grandes Ligas y al organismo deportivo mexicano por interferir en la contratación del pelotero Daniel Pesqueira con Medias Rojas de Boston en marzo de 2012.

González y el representante del juez asignado en la Corte Estatal de San Diego arribaron a las oficinas de la LMB, en la colonia Nápoles, alrededor de las nueve de la mañana para cumplir con la diligencia judicial. Escalante deberá responder a un interrogatorio de alrededor de 70 preguntas.

La declaración que rinda el directivo mexicano servirá para dar seguimiento a otra demanda radicada en una Corte Federal de Estados Unidos que David González, padre del pelotero de los Dodgers, Adrián González, interpuso contra las Grandes Ligas, organismo al que acusa por estar conspirando con la LMB para esclavizar a los beisbolistas mexicanos.

El conflicto legal entre Grandes Ligas-LMB y David González comenzó en 2012, cuando el equipo de Boston invitó a Pesqueira a sus campos de entrenamiento primaverales para observarlo y, si les gustaba, le ofrecerían un contrato para esa temporada.

Cuando Pesqueira ya entrenaba en Florida, Grandes Ligas informó a Boston que regresara a México al jugador, en virtud de que la LMB les había informado que tenía un contrato vigente con los Diablos Rojos del México, razón por la cual no era elegible para ser negociado con un equipo ligamayorista sin la autorización de la Liga Mexicana.

El pelotero y su padre, Alberto Pesqueira, aseguran que nunca han firmado un contrato con los Diablos Rojos, que el jugador sólo realizó una práctica durante 15 días en la Academia Alfredo Harp, en Oaxaca, que nunca ha recibido algún pago de ese equipo. En su demanda, González sostiene que la LMB ha falsificado la firma de Daniel Pesqueira y con ella ha elaborado contratos falsos.

Por su parte, la LMB se defiende con el argumento de que la Corte de San Diego no tiene jurisdicción sobre ellos porque operan en México, no en el estado de California.

De la sentencia que dicte el juez de San Diego dependerá que David González pueda poner en jaque a las Grandes Ligas en una Corte Federal para que lo indemnice a él y a Daniel Pesqueira por el daño causado.

En la demanda radicada en San Diego por los delitos de conspiración civil, interferencia intencional en relaciones contractuales, interferencia negligente en relaciones contractuales, negligencia y prácticas comerciales desleales, González solicita el pago de un millón de dólares y de otros 10 por el daño causado.

David González ha dicho que su intención final es evitar que la LMB mantenga el monopolio de la venta de jugadores mexicanos a Grandes Ligas. En México, a diferencia de otros países, los beisbolistas que desean firmar un contrato con un club en Estados Unidos, debe negociarlo a través de un equipo de la LMB, no puede hacerlo como agente libre.

Si el jugador arregla un contrato como agente libre y no le paga a la LMB 75% del monto de su contrato es congelado y no puede jugar en el futuro en ninguno de los 16 equipos.

González declaró que también quiere poner fin a las prácticas abusivas de los equipos que firman a jugadores desde los 14 años, no los entrenan, no invierten en ellos, no los desarrollan, pero tampoco los dan de baja y los mantienen “esclavizados” de por vida.

Comentarios

Load More