México, el principal proveedor de heroína a EU

WASHINGTON (apro).- El gobierno del presidente Barack Obama reconoció que la mayor parte de la heroína que se consume en su país proviene de México, y dijo que ello tiene su explicación en la caída de la demanda y consumo de cocaína y metanfetaminas.

En una teleconferencia de prensa para hablar de la cooperación en materia de seguridad y lucha contra el crimen organizado, William Brownfield, subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Antinarcóticos y de Procuración de Justicia, apuntó incluso que el consumo de heroína en Estados Unidos sigue creciendo a pasos agigantados.

“La gran mayoría” de la heroína viene de México, “hasta cierto punto de manera lógica”, dijo Brownfield, y destacó que en los últimos “tres o cuatro años aumentó el consumo de heroína en alrededor de 65%”.

Ello, explicó, tiene su origen en la caída en la demanda de otros narcóticos, cuyas estadísticas reflejan el fracaso en la lucha contra el trasiego de las drogas.

“Se ha detectado una reducción de más o menos el 50% del consumo de cocaína y metanfetamina”, explicó Brownfiel.

Luego de destacar que gracias a la cooperación con México, en el marco de la Iniciativa Mérida, había caído el tráfico de drogas, así como las cifras de criminalidad en las calles mexicanas, e incluso los asesinatos relacionados con el narcotráfico y crimen organizado, el funcionario estadunidense destacó también la reducción en el consumo de cocaína y metanfetaminas en su país tomando en cuenta que antes estos dos narcóticos era “el producto ilícito más traficado por la región”.

En su intento por evitar contradicciones respecto del éxito de la Iniciativa Mérida, señaló que ante el aumento en el consumo y trasiego de heroína, la cooperación con México tiene objetivos de largo plazo.

“Tomará décadas”, manifestó el subsecretario de Estado adjunto, e insistió que el fenómeno del creciente consumo de heroína en Estados Unidos se debe a que los cárteles del narcotráfico han aprovechado la disminución en la exportación de cocaína y metanfetaminas.

“Sugiere por supuesto que hay aumento en la demanda y que en Estados Unidos hay mercado para los que quieren exportar el producto”, agregó.

Ya con anterioridad el gobierno de Estados Unidos había aceptado que México es la principal fuente de la heroína que consumen sus ciudadanos. Brownfield resaltó ese hecho al señalar que aun cuando en Afganistán se produce 85% de toda la heroína que se consume en el mundo, sólo 4 o 5% de esa droga llega a su país.

“Casi 100% de la heroína consumida al oeste del río Misisipi viene de México, y la que se consume en el este viene de Colombia”, aclaró.

Con base en esa realidad, Brownfield señaló que ello obliga a una mayor y mejor cooperación con el gobierno de Enrique Peña Nieto para desmantelar a los cárteles del narcotráfico y al crimen organizado.

“Tomará décadas, vamos a necesitar años para salir de ese problema, pero en los últimos ocho años de colaboración podemos hablar de progreso”, concluyó.

Comentarios